Saltar al contenido
Frutas y Verduras

Higo

julio 9, 2018
higo

El higo es uno de los frutos más antiguos que existen, mide unos 6 o 7 centímetros de largo y se caracteriza por sus sorprendentes propiedades.

Posee un sabor dulce muy agradable al paladar, jugoso, de textura crujiente y su consumo es altamente valorado para quienes llevan un estilo de vida saludable.

Además del placer de su rica degustación, evita también los picos de hambre y antojo dulce, es un potente antioxidante con cuantiosos beneficios medicinales, los cuales explicaremos más adelante.

Este fruto se consume fresco o seco y se utiliza en una amplia variedad de deliciosas recetas, sobre todo para postres y conservas.

Arbol de higo

El fruto se obtiene de la higuera o Ficus carica (nombre científico del higo). Existen unas 700 especies diferentes y tan solo

La Higuera es un árbol de mediano tamaño que no supera los 10 metros de altura, en la cima presenta una copa bastante ancha.

Una de las características distintivas de la planta de higo es que requiere de mucho sol y espacio suficiente para crecer y florecer.

Pertenece a la familia de las Moráceas y es originario del sureste de Asia, posteriormente se extendió hacia todos los climas mediterráneos y subtropicales del planeta.

Si tronco contiene látex, con diámetro de alrededor de 17.5 cm, de él emergen numerosas ramas con hojas de color verde oscuro y aspecto áspero al tacto.

Esta es un árbol longevo de más de 100 años que se puede sembrar en gran variedad de suelos, ya que es muy resistente al frío, aunque prefiere climas secos y templados.

Sus flores son pequeñas y su fruto es jugoso, de piel dura, diferentes colores en dependencia de la variedad (morados, café, verdes) y longitud de 2.5 a 10 cm

En su interior contiene una masa de color claro con numerosas semillas, por lo que solo el 50 % de su pulpa es comestible.

En la actualidad su cultivo es extenso en Estados Unidos, Portugal, Turquía, Grecia y España.

Hoja de higo

hoja de higo

El uso de las hojas de higo es bastante amplio, no solo por sus propiedades medicinales, sino porque se extiende hasta el mundo de la gastronomía, ya que en algunas culturas se les agrega a platos mediterráneos.

De su hoja se obtiene una infusión cuyo uso es recomendado para tratar encías inflamadas y dolor de muelas.

Otros de los usos más conocidos del te de higo es que ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre y triglicéridos, es excelente contra la hipertensión arterial y accidentes cerebro vasculares.

Además, regula el azúcar en sangre ya que contiene insulina natural, muy beneficiosos para pacientes diabéticos.

Las hojas de higuera inhiben el crecimiento de algunos tipos de cáncer, son un remedio eficaz para tratar el asma y la bronquitis, así como otras enfermedades respiratorias.

Reduce hasta un 36% el desarrollo de la degeneración macular, enfermedad que provoca pérdida progresiva de la visión debido al envejecimiento, por lo que es muy común en adultos mayores.

Sin embargo, a pesar de los innumerables beneficios de la hoja de higuera es necesario manipularla con sumo cuidado debido a su contenido de furocomarinas, una sustancia toxica sensible a la luz e irritante natural de la piel.

También se debe evitar a toda costa su consumo en casos de reacciones alérgicas al látex, hipoglicemia, durante el embarazo y la lactancia.

¿Cómo se prepara el té de higo?

Se pone a fuego medio un recipiente con un litro de agua y media hoja de higuera por unos 10 minutos, sin que llegue a hervir.

Luego se baja del fuego y se deja enfriar a temperatura ambiente por unos 20 o 30 minutos.

Por último, se vierte el líquido en una botella, preferentemente de cristal y se conserva, también a temperatura ambiente.

Cultivo de Higo

cultivo del higo

Las áreas con clima templado y seco son las ideales para el cultivo del higo, como es el caso de la región sur y oeste de Los Estados Unidos, o al norte de África.

Para plantar la higuera es necesario tener en cuenta una serie de pasos para obtener el resultado perfecto.

Ten en cuenta que su cultivo requiere de mantenimiento antes de dar sus primeros frutos que pueden tardar hasta dos años si se trata de una higuera joven.

Selecciona la variedad de higuera

Primero debes documentarte muy bien sobre las variedades que mejor se dan en tu región ya que muy pocas especies pueden crecer a bajas temperaturas.

Las mejores plantas de higuera crecen en climas cálidos y secos, así que, si vives en una zona tropical o desértica no tendrás problemas en cultivarla.

Existen diferentes variedades como las osborn, la turquía marrón y la Brunswick que sobresalen por su resistencia y popularidad.

También según su color encontrarás tonalidades púrpuras, café o verdes, algunas más grandes que otras.

Debes saber que casi todas las higueras se plantan a mediados de la primavera y deben ser podadas durante el verano.

Escoge el área adecuada

El segundo paso es escoger el lugar indicado para que crezca sin inconvenientes, un suelo con mucho drenaje y pendiente orientada hacia el sur.

El sitio debe tener muy poca sombra durante el día, ya que la planta necesita de mucho sol.

Prepara la tierra

Luego de haber escogido el lugar con las condiciones correctas, lo que sigue es preparar la tierra para sembrarla.

Por lo general no requiere de mucha preparación, pero si debemos procurar que la tierra sea ligeramente arenosa con PH entre 6.5 y 7.

Usa fertilizante para que la tierra cuente con mejores condiciones, los indicados en este caso son el 4-8-12 o el 10-20-25 o cualquier otro que no tenga demasiado nitrógeno.

Plantación

Cava con tus manos o con la ayuda de alguna herramienta un hoyo con profundidad suficiente para cubrir la raíz y 1 o 2 pulgadas de la base del tronco.

Extrae la planta del contenedor que trae cuando la compraste y colócala con cuidado en el hoyo.

A continuación, extiende las raíces y rellena el espacio con tierra hasta que cubra la base del tronco y esté firme.

Por último, aplasta la superficie con las manos, de esta forma le darás un aspecto más parejo.

Riego

En cuanto al riego, es necesario que, durante los primeros días después de la siembra, la planta reciba abundante agua para que se asiente con mayor facilidad.

Luego de esto, solo riégala 1 o 2 veces por semana evitando el exceso de agua, ya que la higuera no requiere de mucho riego.

Mantenimiento

Para el mantenimiento del cepellón deberás quitar las malezas cercanas al árbol cada 4 o 5 semanas.

En este mismo período agrégale además otro poco de fertilizante y cubre los alrededores del tronco con mantillo (entre 10-15 cm) para conservar la humedad de la tierra y protegerla durante el invierno.

En el primer año no será necesario podarla, pero ya para el segundo, durante el verano quita todas las ramas débiles y solo deja las 4 más fuertes.

Cosecha

El fruto madura a finales del verano o a principios del otoño y se cosecha justo en este momento que es cuando están completamente maduros.

La manera de comprobar el tiempo exacto para su cosecha es cuando el higo se encuentra curvado en el área del tallo y al tocarlo se siente un poco blando.

Lo ideal es usar guantes para evitar que la savia que libera el árbol irrite la piel, retirándolo cuidadosamente para que no se estropee el fruto.

Si quieres consumir higo seco una vez que los recolectes déjalos expuestos al sol entre 4 y 5 días.

En este caso se pueden conservar en perfectas condiciones durante los próximos 6 meses.

Propiedades y Beneficios del higo

El higo cuenta con innumerables beneficios y propiedades de gran importancia para la salud.

Es un potente antioxidante que protege al organismo frente a los radicales libres

Aporta altos niveles de energía porque es un fruto rico en hidratos de carbono (carbohidratos) macronutrientes que el organismo utiliza como “gasolina” para mantenerse en acción.

Sus valores nutricionales se mantienen durante un período largo de tiempo una vez recolectados, aumentando los porcentajes de los mismos una vez que son secados.

Por ejemplo, tiene alto contenido de fibra que ayuda a recuperar el tránsito intestinal, recomendable para combatir el estreñimiento.

Así mismo posee numerosos minerales esenciales como lo son el calcio, manganeso, el magnesio, potasio y cobre.

El calcio es una de sus grandes propiedades, media taza de higos frescos aporta mayores niveles de calcio que media taza de leche, cuando el fruto está seco estos valores se incrementan.

Por su parte el potasio ayuda a regular la presión sanguínea, mientras que el magnesio

Además, aporta vitaminas específicamente Vitamina K y Vitamina B6

Este fruto contiene igualmente provitamina A en cantidades moderadas, que una vez dentro del organismo se metaboliza en Vitamina A fundamental para la reparación y nutrición de las mucosas, la salud visual, de la piel y los huesos.

Los extractos obtenidos del fruto seco son beneficiosos para las funciones del corazón, hígado y riñón, según señalan varios estudios realizados con medicina natural tradicional.

En ese sentido, los higos y sus hojas son usadas a nivel mundial para tratar verrugas, dolor de garganta, como cataplasmas en tumores y heridas de distintas índoles.

Sus efectos medicinales también actúan en la inhibición del desarrollo de algunos cánceres (impiden la proliferación de varias líneas de células del cáncer) como el del seno post menopaúsico y el de piel sin melanomas.

Un estudio realizado con mujeres demostró que aquellas que consumían frutas ricas en fibra como el higo reducían en un 34 % el riesgo de padecer cáncer de mama.

Imágenes de Higo

informacion nutricional higo

Recetas con higo

Con este delicioso y exótico fruto podemos elaborar un sinnúmero de recetas muy sencillas, pero a la vez muy sabrosas.

En otras entradas estaremos hablando sobre el paso a paso para preparar cada una de estas delicias y así la puedes hacer en casa.

Algunas de estas recetas son la mermelada de higo y el dulce, que se realizan con muy posos ingredientes, incluyendo el azúcar, perfectas para desayunar, merendar o simplemente como un postre ligero.

Entre otras recetas también tenemos el pan y la tarta, alimentos muy nutritivos, tradicionales, frescos e irresistibles, ideales para comer en cualquier horario.

De manera general este es un fruto que perfectamente se pude comer solo o utilizarse para preparar exquisitos platos, sobre todo postres.

Según la receta que hagas es bueno que sepas que combina a la perfección con queso y nueces, por si te gustaría añadirle un ingrediente extra.

Te Recomendamos:

Higo
5 (100%) 2 votes