Saltar al contenido

Cilantro

junio 24, 2019
cilantro

El cilantro es una planta anual que pertenece a la familia de las apiáceas (anteriormente conocidas como umbelíferas) al igual que el perejil, con quien se le tiende confundir.

El nombre cientifico del cilantro es Coriandrum sativum, pero por todo el mundo se le distingue con otros apelativos como culantro europeo, perejil chino, coriandro, hierbita (Ecuador) y dania.

El nombre genérico del cilantro proviene del griego Korios, que significa “chinche”, lo cual se refiere al olor potente de su fruto verde.

El origen del cilantro no está comprobado aún, pero se cree que es del norte de África y el sur de Europa.

Hallazgos arqueológicos indican que estuvieron en el antiguo Egipto, tras haber encontrado restos de éste en las Tumbas de los Faraones.

También en la Biblia se hace alusión a él, cuando dice: (…) donde el color del maná se compara con el cilantro (…)

La planta se compone de un tallo erecto, cuya longitud oscila entre los 40 y 60 cm, es liso, cilíndrico y se ramifica en la parte superior.

Las flores son diminutas, blancas o rosadas tenues y están colocadas en umbelas terminales.

Los frutos son aromáticos, de sabor fuerte y picante, globosos, con 10 costillas primarias longitudinales y 8 secundarias constituidas por mericarpios de color entre amarillo y marrón. Contiene también 2 semillas.

Las hojas son compuestas y de color verde, las inferiores son pecioladas, pinnadas y con segmentos ovale en forma de cuña; y las superiores son bi- tripinnadas, con segmentos agudos.

Las raíces se ramifican bastante y son delgadas.  Todas las partes de la planta se comen, siendo la raíz parte de la cultura gastronómica de Tailandia.

Goza de prestigio culinario sobre todo en el mediterráneo, Latinoamérica, India, China y el Sudeste Asiático.

Los principales países que se dedican a su cultivo son Rusia, India, Marruecos, México, Rumania, Argentina, Pakistán e Irán; mientras que los más importadores son EE.UU, Alemania, Japón y Sri Lanka.

Entre las variedades de cilantro están la Pakistán, Zeus, cilantro de Marruecos y cilantro de la India.

Semilla de cilantro

semillas de cilantro

Es cierto que siempre que escuchamos hablar del cilantro lo primero que nos viene a la mente es el intenso aroma y sabor que desprenden sus hojas frescas en una receta que preparemos.

Pero, ¿qué hay de sus semillas, de las cuales se obtiene la hortaliza que a menudo utilizamos? ¿Son comestibles? ¿Son nutritivas?

Si alguna vez te has preguntado para qué son útiles las semillas de cilantro y de dónde se deriva su gran popularidad, a continuación, te explicamos cada detalle.

La semilla de cilantro es de color marrón claro, pequeña y redondeada que se caracteriza por tener una corteza dura.

Posee un aroma agradable e intenso que se asemeja a los cítricos y te sorprenderá saber que no solo se usa para preparar platos sino también para proveernos de sus propiedades medicinales.

Lo cierto es que de las semillas de cilantro obtenemos un sinfín de nutrientes y beneficios para nuestro organismo que seguro desconoces.

A pesar de que el uso más común que le damos a estas semillas es el de condimentar platos con carnes o pescados, en otros lugares como Bélgica se emplea como ingrediente para cerveza.

Se acostumbra también añadir semilla de cilantro en la preparación de masas para pan, o en vinagretas y marinadas, así como en algunos embutidos debido a su sabor ligero y dulce.

Su versatilidad es inmensa porque la podemos emplear en preparaciones dulces o saladas, tostadas al sartén y luego molidas realza aún más su aroma y sabor.

En otras ocasiones se mezcla y muele junto a otras espacias como comino, orégano, tomillo y pimenta para utilizarlas en parrilladas y guisos, con gran aprecio en países de Europa, Asia, India, Latinoamérica y África del Norte.

En el caso específico de la India, la semilla de cilantro es un ingrediente fundamental para espesar salsas y dar más textura, siendo más populares las elaboraciones con curry.

Y si estamos sorprendidos con los múltiples usos de estas semillas, nos terminará de convencer sus numerosas propiedades y beneficios medicinales para tenerlas siempre e incluirlas en nuestra alimentación.

Uno de los principales aportes de la semilla de cilantro es su aceite esencial debido a su alto contenido de linalol, representado en un 60 %.

Su aceite es un excelente aliado para el buen funcionamiento del organismo actuando como antibacteriano, antioxidante, digestivo y analgésico.

Además, es muy demandado por sus propiedades antiespasmódicas, sobre todo en personas que practican deportes.

Otros de los beneficios que se les confiere a estas semillas es su aporte para disminuir los niveles de azúcar en sangre previniendo la diabetes.

Es empleada también pos su contribución ante malestares de articulaciones, hemorroides, trastornos oculares y sarampión.

Propiedades del cilantro

propiedades del cilantro

El cilantro contiene las siguientes vitaminas: retinol (A), tiamina (B1), riboflavina (B2), niacina (B3), K y C.

Además, tiene los minerales: potasio, fósforo, zinc, sodio, calcio, magnesio e hierro.

Por una porción de 100 gramos, se compone de agua (8.86 g), grasa (17.77 g), proteína (12.37 g), fibra (41.9 g) y 298 Kcal.

Al cilantro se le confieren propiedades antinflamatorias, antiespasmódicas, antimicóticas, antioxidantes, depurativas, diuréticas, digestivas, relajantes, expectorantes y antirreumáticas.

Beneficios del cilantro

beneficios del cilantro

Alguna vez te has preguntado ¿Para que sirve el cilantro? Ahora pasamos a detallarte esto y más.

Pues bien para listar los beneficios del cilantro es imprescindible empezar por el uso gastronómico de sus frutos, hojas frescas y semillas secas.

En el caso de sus frutos, por lo general se aprecian más cuando están secos y cada región lo utiliza de una manera muy típica.

Por ejemplo, en el Medio Oriente se muelen y se añaden al café para aromatizarlo, también es un ingrediente de salchichas alemanas, cervezas belgas y salchichas sudafricanas.

Siguiendo la misma idea, aparece como un condimento clave en la India para elaborar curry y en Rusia para preparar el pan de centeno.

En el caso de las hojas, se degustan frescas en el guacamole mexicano, la salsa verde o preparando chutney.

En Panamá es un condimento muy empleado para hacer guisos, sopas y carnes, mientras que en Colombia se añade a sopas, guacamole o ensaladas.

Ecuador no se queda atrás y viste las mesas con platos típicos como el encebollado, el seco de chivo o gallina y el locro de papas; todos tienen cilantro.

Por su parte, en Perú recibe el nombre de culantro y son fans de incluirlo en el arroz con pollo y en la preparación de uchucuta.

En general, es muy utilizado por los países de Latinoamérica, además de los mencionados anteriormente, están Honduras, Cuba, Costa Rica y México.

Pero su uso navega hacia Europa y hace un stop en España, específicamente en Islas Canarias donde es un ingrediente esencial en los potajes y mojos.

Luego da un brinquito por Extremadura donde lo emplean para el escabeche de cuaresma para el bacalao y los repápalos.

¡Y qué decir de los populares marroquís ras- hanout que se hacen en Arabia!

En fin, ya sea guaraní o kuratu, como se le conoce en Paraguay; o coentro como lo llaman los brasileños, es un condimento que reina en la cocina.

Por otra parte, el aceite esencial de cilantro (l- dinalol, pineno, dipenteno, felandreno, limoneno, geraniol, etc.) se emplea para aromatizar licores, bebidas digestivas y perfumes.

¿Cuáles son las bondades curativas del cilantro?

El cilantro es una planta medicinal con propiedades antiespasmódicas, estimulantes, bactericidas, expectorantes, relajantes y estomacales.

El cilantro es antiinflamatorio, por ende, ayuda ante la artritis y sirve para aliviar los desagradables síntomas menstruales.

Además, combate la anemia porque nivela los valores de las plaquetas; y es diurético.

Por su composición de antioxidantes es capaz de prevenir enfermedades asociadas a los efectos secundarios de los radicales libres en el organismo.

Es beneficioso para que las yagas bucales sanen más rápido; y para disminuir el colesterol malo (LDL) en la sangre.

Nivela la cantidad de azúcar que pasa a la sangre y potencia el funcionamiento del Sistema Nervioso (SN). Se recomienda que las personas diabéticas lo coman.

Fortalece el sistema inmune, previene las flatulencias y gases; y ayuda a tratar problemas en la vía urinaria.

Interviene a favor de una buena digestión y ante problemas como espasmos intestinales, diarreas, náuseas, hernias, pérdida del apetito y parásitos.

Se utiliza para tratar la salmonella y el sarampión; así como las hemorroides y los dolores de muela.

Interviene en la coagulación de la sangre y la calcificación de los huesos debido a la vitamina K que se aloja en sus hojas.

Datos de 1998 aluden que el cilantro tiene propiedades quelantes, o sea, sirve para tratar el envenenamiento por metales en la sangre.

Es antimicótico, por lo cual se emplea para tratar infecciones provocadas por hongos en la piel y en las uñas.

El cilantro también tiene uso industrial, por ejemplo, le aporta un toque aromático a jabones, cosméticos y tabacos.

Contraindicaciones del consumo de cilantro

Por otra parte, el cilantro tiene contraindicaciones, por ejemplo, no se recomienda su consumo en el pre, peri ni posparto.

Esto se debe a que puede impedir quedar embarazada, pero si ya lo estás puede provocar un aborto y mientras estés lactando es mejor disminuir su consumo.

Cultivo de cilantro

cultivo cilantro

La planta de cilantro se adapta a climas templados o a los de montaña en zonas tropicales. La temperatura óptima para la hinchazón del grano oscila entre 150 C y 180 C.

Mientras que para sembrarlo adecuadamente el suelo tiene que ser flojo, fresco y permeable, aunque no tolera los encharcamientos.

Además, se adapta bien a suelos calizos, silicio- arcilloso, franco, un poco calcáreos e incluso ligeramente ácidos.

La distancia entre hileras es de 50 a 60 cm y entre plantas de 15 a 20 cm. En la medida que las hojas aparecen la distancia entre plantas se va acortando.

Por cada hectárea se siembran de 4 a 5 kg de semillas, las cuales tendrán poder germinativo hasta por 5 años.

Se recomienda la siembra escalonada, durante la primavera y principios del verano. Los resultados se ven a partir de las 2 o 3 semanas, pues aparece la planta y las primeras hojas.

¿Cómo sembrar cilantro?

sembrar cilantro

Para empezar, debes adecuar la siembra de cilantro a las condiciones climáticas donde vives.

El cilantro es una planta de clima templado, si vives en algún país del hemisferio norte, la temporada idónea es a finales de la primavera.

Si vives en un país tropical, lo mejor es iniciar la siembra en otoño, alejado de las temperaturas altas extremas.

Otra opción es sembrarlo a finales de verano para que crezca durante el otoño.

Por otra parte, elige un lugar en tu jardín donde la planta reciba directamente la luz solar, puede haber una excepción con los países del sur y recibir un poco de sombra.

El suelo tiene que ser ligero, drenado y con pH fluctuante entre 6.2 y 6.8. Es opcional fertilizar con abono orgánico (composta, hojas en descomposición o estiércol) antes de la siembra.

Siembra las semillas a 5 mm de profundidad, separadas entre sí por 20 o 15 cm y la distancia entre líneas de 30 cm.

Humedece constantemente el suelo, sin empantanar, al menos por semana la planta debe haber recibido 3 cm de agua.

La germinación tendrá lugar a partir de las 2 o 3 semanas luego de la siembra.   

Cuando la planta alcance los 5 cm puedes fertilizarla con nitrógeno soluble en agua (1/4 de taza/ 7.5 m de espacio cultivado).

Evita la sobrepoblación, deja sólo los cilantros más crecidos y fuertes con una separación entre cada uno de 20 a 25 cm. Los brotes de 5 a 8 cm que cortaste los puedes usar en la cocina.

También puedes echar un poco de mantillo sobre la base de la planta para combatir las malas hierbas.

La cosecha se realiza cuando el tallo alcanza los 10 o 15 cm de altura. Se cortan las hojas y tallos individuales de la base de la planta.

No cortes más de 1/3 de las hojas por cosecha para que la planta no se debilite. Faltan de 2 a 3 ciclos más de crecimiento de la planta.

Por otra parte, si quieres recolectar semillas, tienes que dejar que las plantas florezcan y que la flor muera.

Otra opción es dejar que las semillas caigan naturalmente al suelo y se reproduzcan de igual manera, así asegurarás la próxima temporada de siembra.

El tiempo idóneo para la cosecha es contando 40 o 60 días a partir de la siembra y un indicador de madurez es cuando las semillas empiezan a desprender un aroma agradable.

Si es para la producción de las semillas maduras el tiempo se extiende a 4 meses y se utilizan segadoras- trituradoras o defoliantes como Paraquat o Diquat.

La recolección de las hojas se hace cortándolas a una distancia del suelo de 2 a 3 cm, lo cual propicia que crezca nuevamente y exista una segunda recolección.

Otra variante es recolectar la planta entera, puesto que sus raíces también tienen valor nutricional.

En la postcosecha se almacena el grupo de cilantros en un local de baja temperatura (cerca de 00 C) y muy húmedo.

El período de conservación puede extenderse hasta 22 días, sin embargo, la calidad visual quedará intacta pero el aroma habrá disminuido.

En la casa para conservar el cilantro, se aconseja refrigerarlo en un recipiente hermético por no más de 3 días, pues se marchita con facilidad.

De igual forma, se recomienda no congelarlo ni secarlo porque perdería su aroma potente.

¿Cómo sembrar cilantro en macetas?

Este es el paso a paso de cómo sembrar el cilantro en maceta, es muy sencillo de hacer y los resultados son increíbles.

Lo importante es que vas a tener a esta hierba de uso gastronómico y medicinal al alcance de tu mano y además es agradable a la vista.

Los requerimientos edafoclimáticos que debes cumplir son el clima templado, luminosidad constante y suelo húmedo.

Ten en cuenta que el cilantro se adapta a temperaturas frías, pero podría no aguantar las heladas.

Elige una maceta de 25 cm de profundidad y 40 cm de ancho para que la planta pueda expandirse a plenitud.

Luego echa la tierra en la maceta, de preferencia arcillosa, pero puede ser franca o arenosa también, tiene que drenar y acompañarse de algún fertilizante.

Después humedece la tierra, esparce uniformemente las semillas de cilantro y cubre con otra capa de tierra de 5 mm (1/4 pulgada).

Coloca la maceta donde reciba sol, sólo queda esperar que germinen a partir de los 10 días.

Para cuidar tu mini- cultivo tienes que mantener húmeda la tierra. Te aconsejo usar un pulverizador porque con el riego se pueden mover las semillas de lugar.

Cuando los tallos alcancen de 10 a 15 cm de altura ya las puedes cosechar.

Cada semana recorta las hojas 2/3 para estimular el crecimiento de la planta y aprovechar cosechar hasta 4 veces en una sola maceta.

Enfermedades que afectan el cultivo del cilantro

El cultivo puede afectarse por el pulgón del coriandro (Hyadaphis coriandrii). Si se detectan pulgones podrán combatirse sus lesiones con pulverizaciones de Aphox.

La enfermedad que mayor impacto negativo tiene en el cultivo de cilantro es Pseudomonas syringae, comúnmente conocida como la mancha bacteriana.

Se propaga a través de las semillas contaminadas y lesiona las hojas dejando una mancha color café que por último conlleva a su marchitamiento. Como prevención hay que controlar los riegos.

Cilantro
5 (100%) 1 vote