Saltar al contenido

Remolacha

julio 8, 2019
remolacha

La remolacha es una verdura muy nutritiva que, según la botánica es una planta herbácea anual o herbácea perenne.

El nombre científico de la remolacha es Beta vulgaris y pertenece a la familia Amaranthaceae al igual que la espinaca y la acelga.

Se originó en el Norte de África; pero en la actualidad las mayores cosechas de remolacha se ubican en América del Norte y Europa.

Se le han adjudicado otros nombres comunes como betarraba, beterraba, acelga blanca, betarava, betabel, berza, forrajera, acelga loca, remolacha blanca, remolacha colorá,  beteraba, entre otros.

Es capaz de mantenerse erecta y llegar a los 2 m de altura, cuyas ramificaciones marcadas la convierten en una planta tupida.

Las raíces contienen tubérculos o nódulos (raíz tuberosa) cargados de azúcar, de ahí su sabor dulce.

Las flores son hermafroditas y se localizan en racimos, solas o haciendo grupos de 2 a 4. Las inflorescencias están contenidas en espigas largas y delgadas.

El perianto es verde, herbáceo y su medida oscila entre 2 y 5 mm. El fruto contiene 1 semilla.

De la planta se consumen sus hojas y raíces, ambas muy nutritivas y beneficiosas para la salud.

En cuanto a las calorías de la remolacha, por cada porción de 100 g que se ingieran dotan al organismo de 43 Kcal.

Hojas de remolacha

hojas de remolacha

Las hojas de remolacha son pecioladas, teñidas de verde y con dimensiones 12 x 6 (l x a).

Sus hojas basales adquieren otras características como ser ovadas y curvadas y se organizan en rosetas.

Al mismo tiempo son las que mayor cantidad de vitamina A y C acaparan en correspondencia con el resto de la planta, y contienen más hierro que las espinacas.

Además, aglomeran más nutrientes, como el magnesio, manganeso, potasio, zinc, cobre, calcio, fósforo, vitamina B6, fibras y proteínas.

Son beneficiosas para la salud, porque además de contener bajo nivel calórico 22 calorías por cada 100 gramos, combaten la osteoporosis y el Alzheimer

 Fortalecen también el sistema inmune mediante la estimulación de producción de anticuerpos y glóbulos blancos.

Con ellas puedes hacer varias elaboraciones gastronómicas, como Pesto, jugos, Hojas de remolacha horneadas e incluso crudas en ensaladas.

Raíz de remolacha

La raíz de remolacha es la parte de la planta que más consumimos y que contiene además gran cantidad de nutrientes.

Pero, a pesar de que hoy en día somos más fieles al consumo de la raíz en la culinaria, no siempre fue así, pues los pobladores del mediterráneo, hace más de 4000 años sólo la empleaban como medicina natural.

No fue hasta el siglo XVI que se incorpora a las mesas, aunque no son todas las raíces las que se emplean para ello, sino las más rojas y carnosas.

El color rojo de las raíces se debe a 2 compuestos, la betaxantina y la betacianina. los cuales resultan indigeribles, es por eso que cuando comemos la raíz nuestra orina y heces fecales se tornan rojas.

La raíz de remolacha además de utilizarse como alimento y medicamento, es muy usada como materia prima para la elaboración de azúcar e incluso para alimentar animales.

Tipos de remolacha

tipos de remolacha

Los tipos de remolacha son varios ya que difieren en cuanto a su color y tamaño, asimismo de este vegetal se pueden identificar algunas de aspecto liso y otras más bien hirsutas.

Las variedades más conocidas de la remolacha son:

  • Remolacha azucarera
  • Remolacha roja-morada
  • Remolacha rayada
  • Remolacha dorada
  • Remolacha baby

De la remolacha también se reconocen 3 subespecies, que son:

  • Vulgaris, que se emplea para el cultivo
  • Marítima, conocida remolacha de mar ubicada en el Mediterráneo
  • Adanensis, localizada en Grecia y Siria.

Remolacha azucarera

remolacha azucarera

Su nombre científico es Beta vulgaris L. subsp. vulgaris var. altissima Döll; y comúnmente se nombra remolacha azucarera porque de ella se extrae sacarosa y se convierte en azúcar mediante la industrialización.

Es una variedad de Beta vulgaris cultivada por franceses y españoles hacia el siglo XV, aunque para ese entonces sólo se aprovechaban sus hojas, similar a la acelga y la espinaca.

No fue hasta 1747 que se reconoció los beneficios de la raíz, pues el científico alemán Andreas Marggraf dio fe de que el dulzor extraído del jugo de la remolacha coincidía con el de la caña de azúcar.

A pesar de ser un descubrimiento importante, pasó un poco más de medio siglo para que se construyera la primera fábrica de azúcar de remolacha, en Cunern (Baja Silesia).

Al cabo de los años y gracias a la visión de Napoleón Bonaparte, se ampliaron este tipo de fábricas y se expandieron a varios territorios europeos como Francia, Alemania, Rusia, Austria y Dinamarca.

Actualmente los países que más se destacan en la producción de remolacha azucarera son la Unión Europea (UE), Estados Unidos y Rusia.

Cuando hablamos de remolacha azucarera estamos en presencia de una planta bianual, durante el primer año, que es el más significativo, se produce su crecimiento vegetativo.

Mientras que en el segundo año ocurre la fase reproductiva, o sea, la floración y fructificación de la planta, de este último nos interesa la recolección de semillas.

Las semillas son diminutas, leñosas y prácticamente no pesan. Las puedes localizar pegaditas al cáliz.

Las raíces asumen colores diferentes, algunas son amarillo- verdosas y otras son blanquecinas- rosadas. La piel es rugosa con notorios círculos en espiral. Son carnosas y están bajo tierra casi completamente.

Las hojas de este tipo de remolacha son llamativas por su tamaño, son ovoides con bordes ondulados y de color verde.

A diferencia de las hojas, las flores es lo que menos nos cautiva de esta planta. Las mismas son hermafroditas y se agrupan en espigas a los extremos de los tallos.

Como sus órganos sexuales maduran uno al margen del otro, con frecuencia vemos una polinización cruzada.

Por otra parte, el cultivo se pondera en climas templados, es decir, entre húmedo y caluroso. Con esta característica por lo general se cosecha en primavera.

La remolacha azucarera tiene múltiples usos, por ejemplo:

La melaza sirve de alimento a los animales de granja, así como el subproducto de la industria azucarera: coseta de remolacha, sobre todo destinado al ganado.

El jarabe que se deriva de esta es empleado para endulzar salsas, pastas y postres (muy común en Alemania) y en Chequia y Alemania es uno de los ingredientes en la elaboración de vodka y rones.

Además del azúcar que se extrae de ella también se aprovecha el omega 3 y la uridina que contiene para tratar  la depresión nerviosa.

Por otra parte, en Alfambra (Teruel, España) existe un museo dedicado a ella, el mismo se llama Museo de la Remolacha Azucarera (MUREA).

Remolacha roja

remolacha roja

La remolacha roja es más común en nuestra cocina y se caracteriza por su color rojo vino intenso.

Otra de sus características inconfundibles es sabor es dulce-terroso, una de las principales razones por la que consumimos esta hortaliza con frecuencia.

En este sentido, es importante establecer indicadores que te orienten sobre el buen estado de esta variedad de remolacha para que puedas apropiarte de todos sus beneficios:

Elige remolachas jóvenes, o sea, las que tienen hojas verdes, carne de color rojo intenso y piel libre de manchas y magulladuras.

Evita guardar hojas alargadas y de piel escamosa porque por lo general se endurecen, adquieren un sabor muy fuerte y son fibrosas.

Puedes conservar la remolacha en una bolsa de plástico en el refrigerador durante 2 o 3 semanas; pero hazlo una vez cocidas porque si están crudas se reblandecen.

Remolacha rayada

remolacha rayada

Por su parte, la remolacha rayada no es tan popular en la cocina por su tendencia a deshacerse mientras se cocina.

Como su nombre lo indica se caracteriza por su aspecto rayado y existen de varias tonalidades, las hay de color amarillo asemejándose en ocasiones a un matiz naranja, otras incluso tienen a ser un poco más rojas.

Remolacha dorada

Remolacha dorada

Esta es la variedad menos dulce por lo que se caracteriza por tener un sabor más suave, aunque d igual manera es utilizada con frecuencia en ensaladas y otras elaboraciones.

Remolacha baby

remolacha baby

En sentido general la remolacha baby es una variedad más pequeña pero que a su vez se puede obtener de cualquier tipo de las remolachas que hemos mencionado.

La base esencial para obtener una remolacha baby es recolectarla antes de tiempo, cuando su tamaño aún no se ha desarrollado por completo, conservando frescura y ternura de sus hojas y raíces.

Propiedades de la remolacha

remolacha propiedades

La remolacha es una fuente de vitaminas (A, B1, B2, B3, B6, C, E, K) y minerales  (potasio calcio hierro, sodio, magnesio, fósforo y zinc).

Además contiene 87.58 g de agua, 1.61 g de proteína y 2.8 g de fibra; por cada porción de 100 g.

También es favorecida con betacaroteno, betaína y sacarosa.  

Beneficios de la remolacha

beneficios remolacha

La remolacha es una opción viable para establecer un plan de dieta para adelgazar, pues cuenta con una cantidad considerable de agua y fibras.

Su composición de fibras tanto solubles como insolubles, favorecen el tránsito intestinal, combaten el estreñimiento y regulan el nivel de azúcar en la sangre.

Por otra parte, esta verdura se sensibiliza con las personas hipertensas, pues al contener nitrato natural que posteriormente se convierte en óxido nítrico favorece la circulación sanguínea.

Se puede consumir tanto cruda (en ensaladas) como cocida (ej. bebidas), de cualquier forma ofrece un buen aporte energético, ideal para resistir el plan de ejercicios físicos.

Además es una fuente de antioxidantes, los cuales son soldados a nuestro favor, pues depuran al hígado, la sangre y los pulmones; y entorpecen el trabajo de los radicales libres en el organismo.

La remolacha es anticancerígena, no sólo gracias  a los antioxidantes sino también a fitonutrientes, ejemplo de los cánceres que combate son el de senos y el de próstata.

Cuida de nuestros huesos, la estructura de los capilares (vasos sanguíneos más pequeños) y de nuestros ojos. Es antiinflamatoria y fortalece el sistema inmune.

Además mejora el rendimiento cognitivo y la actividad sexual, no en vano se denomina “viagra natural”.

También previene enfermedades cardiovasculares, la anemia y malformaciones fetales en el caso de las embarazadas.

Debido a su composición de pectinas, uno de sus derivados es la producción del biocombustible llamado biobutanol.

Cultivo de remolacha

remolacha cultivo

La remolacha o betarraga se reproduce por semillas. Se siembra  directamente en la tierra, ya sea en el huerto o en un macetero.

Uno de los métodos que se emplean para favorecer la germinación es mantener las semillas en remojo 2 días anteriores a su siembra.

Si la siembras en el huerto la distancia entre plantas debe ser de 8 cm a 25 cm y entre líneas de plantación de 30 cm. Los surcos tienen que tener una profundidad de 2 cm.

Las remolachas tardan en madurar de 8 a 16 semanas en dependencia de la variedad. Al salir las primeras hojas debes quitar una planta por medio para que las restantes crezcan adecuadamente.

A medida que vayan creciendo (entre 5 y 10 cm de altura) es necesario seguir sacando plantas de la tierra.

Si las quieres pequeñas mantén una separación entre plantas de 8 cm pero si las quieres grandes que sea de 25 cm.

El suelo tiene que ser fértil, sobre todo rico en potasio, boro y materia orgánica. Además tiene que drenar, ser ligero, profundo y con pH entre 6 y 7.5.

Necesita un riego constante, siempre tiene que estar húmeda sobre todo en la época de verano; pero hay que evitar encharcarla para que no sea invadida por plagas.

La remolacha se adapta a climas templados. Es necesario mantenerla en lugares a la semisombra y cuya temperatura óptima oscile entre 15 y 180 C. Esta planta es resistente a las heladas leves.

Se recomienda el aporcado para evitar la aparición de malas hierbas, pero si ya están presentes ten en cuenta remover la tierra con cuidado para no estropear  la remolacha.

Entre las plagas que afectan el cultivo están: la mosca de la remolacha,  silfo de la remolacha, mancha de la hoja, puguilla, pulgón negro, anguílulas de la remolacha y gusanos grises.

La cosecha se realiza a partir de los 60 o 120 días luego de la plantación. Tienes que cortar el tallo dejando sólo una pulgada de este.

Para conservar las remolachas recolectadas, mételas en bolsas de plástico con agujeros y guárdalas en el refrigerador.

Remolacha
5 (100%) 1 vote