Saltar al contenido

Calabacín

octubre 18, 2019
calabacin

El calabacín también conocido como zapallito y Zucchini , se caracteriza por ser una planta rastrera anual con crecimiento indeterminado.

El nombre científico del calabacín es Cucurbita pepo y pertenece a la familia Cucurbitaceae al igual que la calabaza.

Su origen es un misterio hasta la actualidad, sólo se conoce que estuvo presente en Asia, Egipto, Roma y en América, específicamente en México.

Se cuenta que los pobladores de Rhode Island (antiguo Narrangansett) conocían del calabacín y en su idioma lo nombraban askutasquash que significa “algo que se come crudo”.

Planta de calabacín

planta calabacin

La raíz principal de la planta es axonomorfa, mientras que las secundarias se extienden superficialmente.

También pueden  aparecer algunas raíces adventicias localizadas en los entrenudos de los tallos.

Como se mencionó anteriormente, los tallos poseen entrenudos, a pesar de ser cortos dan nacimiento a las hojas, flores, frutos y zarcillos.

Los tallos son peludos, cilíndricos, gruesos, ásperos cuando se tocan y pueden superar el metro de altura.

Del tallo principal surgen tallos secundarios que deben ser tratados durante la poda para que no se atrofien. Además crece de forma sinuosa.

Las hojas son verdes claras, verde oscuras o con manchas blancas según la variedad de calabacín. Cuenta con 5 lóbulos pronunciados de márgenes dentados.

El haz es liso y el envés es áspero con nerviaciones repletas de pelillos puntiagudos. Los peciolos son largos y están cubiertos de pelos rígidos.

Las flores tienen forma de campana y coexisten en una misma planta tanto las femeninas como las masculinas. Son axilares y grandes.

Las flores cuentan con 5 sépalos de color verde y de forma puntiaguda, así como con un cáliz zigomorfo y una corola actinoforma constituida por 5 pétalos amarillos.

La flor femenina está adherida al tallo por un pedúnculo corto y grueso a diferencia de la flor masculina  cuyo pedúnculo puede alcanzar los 40 cm de longitud.

El ovario de las flores femeninas es ínfero, alargado, trilocular y tricarpelar. Los estilos se organizan en tríos que están pegados en su base. Las flores masculinas tienen 3 estambres soldados.

El fruto es unilocular, carnoso, de color variable, piel lisa  y rayada, sin cavidad central y reticulada. Se come completo, ya sea crudo o cocinado.

Contiene un sinnúmero de semillas de color difuso entre blanco y amarillo, son ovales, lisas, alargadas, puntiagudas y miden 1.5 cm de largo.

Por otra parte, es difícil establecer la superficie que ocupa el cultivo de calabacín porque mundialmente calabaza y calabacín se tratan sin distinción.

Pero de manera general sí se pueden decir los principales productores, al menos hacia el 2002 China (4 095 838 t) llevaba la delantera, y le seguían India, Ucrania, EE.UU y Egipto.

Tipos de calabacín

tipos de calabacin

Las variedades de calabacín se clasifican de acuerdo a la forma de la planta, aunque en las últimas décadas se han sustituido por híbridos modernos para su mejor adaptación. Entre los tipos de calabacín más comunes encontramos las familias de:

  • El Calabacín de flor
  • Calabacines Verdes
  • Calabacín Claros
  • Calabacines Amarillos, también conocido por calabacín pepo que tienen forma esférica.
  • Calabacines Redondos
  • Minicalabacines

Propiedades del calabacín

propiedades calabacin

El calabacín contiene numerosas propiedades que lo convierten en un alimento muy saludable, fiel aliado de nuestra alimentación porque además aporta muy bajo valor calórico.

250 gramos de calabacín contienen 48 calorías, que al unísono con su cantidad de fibra y agua (95%), lo convierten en un alimento adelgazante.

Sí sólo contamos con una porción de 100 gramos las kilocalorías serían de 23. 20. Se compone también de pectinas, Omega 3, celulosa, luteína y zeaxantina.

Además, tiene vitaminas como la A, C, B1, B2, B3 y B9; y minerales como el manganeso, hierro, potasio, calcio, fósforo, zinc y magnesio.

En general cuenta con propiedades antioxidantes

Beneficios del calabacín

calabacin beneficios

Los beneficios del calabacín se deben, en parte a que es una fuente de nutrientes pro- sistema inmune, pro- sistema cardíaco y pro- sistema inmune.

Lo vemos intervenir en el tratamiento del estreñimiento, gastritis y otros padecimientos estomacales, regula la hipertensión arterial, combate el sobrepeso y la retención de líquido.

Los antioxidantes con los que cuentan favorecen la piel, pues previenen la acción negativa  inmediata de los radicales libres sobre las células.

El calabacín es depurativo, es decir, gracias al potasio, el cuerpo desecha toxinas y el funcionamiento del hígado es mejor.

Además fortalece el tejido óseo, y en consecuencia combate la arteriosclerosis.

Mejora el funcionamiento cerebral y regula los niveles de colesterol en la sangre.

También cuida de nuestros ojos y reduce la inflamación ocular cuando se aplican externamente rodajas de calabacín.

Por otra parte, fortalece el cabello, previene el cáncer de colon y combate el asma.

Cultivo de calabacín

cultivo calabacines

El calabacín no es muy exigente con la temperatura, pero aún así se establece cuál es la óptima para cada fase del desarrollo.

De tal forma, en la fase de germinación la temperatura óptima es de 20 a 250 C, en la fase de vegetación oscila entre 25 y 300 C;  y en la fase de floración es de 20 a 250 C.

De manera general, el calabacín resiste temperaturas mínimas hasta de 100 C y máximas de 400 C.

Cuando el calabacín está en el invernadero, la humedad relativa óptima es de 65% a 80%.

Es necesario que no tenga exceso de humedad porque puede provocar la aparición de enfermedades aéreas y dificultades en la fecundación.

La planta tiene que nutrirse con abundante agua, pero sin encharcar el suelo; pues daría como resultado un retraso en el crecimiento y disminución de la producción.

Durante la aparición de los primeros frutos debe aumentarse el riego, que por lo general en los invernaderos se aplican localizados (por goteo y exudación) y a pié (a manta y por surcos).

Si se emplea el riego localizado ha de ser un día antes de la siembra, pero posterior a la nascencia hay que disminuir el tiempo y volumen de riego.

Cuando la planta esté en estado de 3 a 4 hojas verdaderas, se somete a un pequeño período de sequía para fortalecer el sistema radicular.

Luego, una semana antes de la recolección se vuelve a aumentar el riego en cuanto a volumen y frecuencia hasta que el cultivo alcance la máxima producción.

La luminosidad tiene que ser alta, y en consecuencia aumentará la cosecha.

El calabacín se adapta a diferentes tipos de suelos, sin embargo, lo enamoran más los suelos francos, profundos, bien drenados, ricos en materia orgánica y con pH óptimo entre 5.6 y 6.8.

Mientras la planta esté resguardada en el invernadero, se realiza la fertilización carbónica con quemadores de gas propano y los de distribución de CO2.

Según los ciclos de cultivo, el calabacín se clasifica como:

  • extra temprano (siembra de agosto a septiembre y recolección de septiembre a finales de diciembre),
  • temprano (siembra de octubre a noviembre y recolección de finales de noviembre hasta finales de febrero),
  • semi-tardío (siembra en febrero y recolección de marzo hasta junio) y tardío (siembra al iniciar abril y recolección en junio)

Por lo general se recomiendan las variedades de ciclo temprano para el cultivo y a modo de información debes saber que la variedad híbrido F1 es la más usada en el cultivo en invernadero.

¿Cómo sembrar calabacín?

La siembra directa al suelo o a la capa de arena se realiza depositando de 2 a 3 semillas por golpe cerca del objeto que permitirá romper la costra con facilidad cuando estas emerjan.

Luego se tapan con 3 o 4 cm de tierra o arena, según hayas seleccionado.

Al cabo de 5- 8 días empezará a nacer si fue sembrada en tierra, pero si fue en arena el resultado se verá entre 2 y 3 días.

Los marcos de plantación dependen de la variedad comercial seleccionada y del porte de la planta; pero grosso modo la distancia entre líneas es de 1 a 2 m y entre plantas de 0.5 a 1 metro.

Por otra parte, el aclareo se realiza a partir de que en un mismo golpe emerge más de una planta. Se deja la más vigorosa y se desechan las restantes.

Si se realiza un segundo aclareo se recomienda cortar el tallo por su base y no arrancarlo, para no dañar a las plantas que se quedan en el terreno.

También se realiza el aporcado a partir de los 15 o 20 días de la nascencia cubriendo con arena o tierra el tronco de la planta para mejorar el desarrollo radicular y fortalecer la base.

Otra práctica es el tutorado y se lleva a cabo cuando el tallo empieza a inclinarse con el fin de volver a erguirlo. Para ello se utiliza hilo de polipropileno.

Otra labor es el destallado y consiste en eliminar los brotes secundarios.

El desojado se realiza exclusivamente cuando las hojas de la parte baja de la planta se han desarrollado de tal manera que estén dificultando la aireación y luminosidad de la planta o cuando se hayan deteriorado. Pero OJO: no debes eliminar más 2 hojas.

Por otro lado, las flores se limpian apenas caen al suelo naturalmente; y los frutos cuando dan señales de malformaciones y daños por enfermedad.

La recolección se realiza manualmente con ayuda de unas tijeras que permitan separar el fruto a una distancia de 1 a 2 cm del pedúnculo.

Por lo general se puede cosechar a partir de los 45 a 65 días luego de la floración. Los frutos se cosechan en diferentes estados de madurez, pero se dice que son frutos inmaduros.

Queda a elección del horticultor la cosecha según el tamaño y el peso del fruto, es muy común que sean de 15 a 18 cm y de 200 a 250 gramos.

Se sabe que el fruto está pre-maduro cuando la piel brilla, es blanda y fina.

Plagas y enfermedades que atacan el cultivo de calabacín

La araña roja (Tetranychus urticae [Koch]) (ACARINA: TETRANYCHIDAE), T. turkestani (Ugarov & Nikolski) (ACARINA: TETRANYCHIDAE) y T. ludeni (Tacher) (ACARINA: TETRANYCHIDAE).

Mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum [West]) (HOMOPTERA: ALEYRODIDAE) y Bemisia tabaco (Genn.) (HOMOPTERA: ALEYRODIDAE).

Minadores de hoja (Liriomyza trifolii [Burgess]) (DIPTERA: AGROMYZIDAE), Liriomyza bryoniae (DIPTERA: AGROMYZIDAE), Liriomyza strigata (DIPTERA: AGROMYZIDAE), Liriomyza huidobrensis (DIPTERA: AGROMYZIDAE)

Otras son las orugas, trips, pulgón y nemátodos.

Las enfermedades que con mayor frecuencia atacan el cultivo de calabacín son:

Ceniza u oídio de las cucurbitáceas (Sphaerotheca fuliginea [Schelecht]Pollacci. ASCOMYCETES: ERYSIPHALES).

Podredumbre gris (Botryotinia fuckeliana (de Bary) Whetrel. ASCOMYCETES: HELOTIALES. Anamorfo: Botrytis cinerea Pers.)

Podredumbre blanca (Sclerotinia sclerotiorum (Lib) de Bary. ASCOMYCETES: HELOTIALES. Anamorfo: no se conoce.)

Otras son el Virus de las venas amarillas del pepino y la Podredumbre blanda.

¿Cómo consumir calabacín?

El calabacín se ha adueñado de las cocinas, aún más en temporada de verano.

Con él salen a la luz diferentes elaboraciones: pastas, sopas, purés, cremas; e incluso se hacen rellenos y se emplea como guarnición junto a carnes y pescados.

Se lleva muy bien con disímiles condimentos, entre los que destacan: el curry, la cebolleta, el perejil, la menta y la albahaca.

Por otra parte, se aconseja conservar su cáscara en las elaboraciones porque son las que acogen la mayor cantidad de nutrientes.

Las flores también tienen uso gastronómico, aunque no gozan de tanto prestigio como el fruto debido a su toque amargo; pero esto no impide que las comamos fritas, al vapor o rebosadas.