Saltar al contenido

Pepino

diciembre 13, 2018
pepino

El pepino, también conocido como alpicoz o cohombro, es una hortaliza en forma de fruto que se encuentra fundamentalmente en verano.

Pertenece a las familias de las plantas Cucurbitáceas, con 850 especies de plantas enmarcadas, casi todas rastreras, trepadoras o herbáceas.

Está íntimamente relacionado con la calabaza, el calabacín, el melón y la sandía, de la misma índole, de cucurbitáceas.

Todos los enmarcados son de plantas rastreras que dan frutos grandes y protegidos por una corteza firme.

Existen numerosas controversias entre expertos en el tema, pero se ha determinado que el pepino es una fruta, no un vegetal.

Con el nombre científico de Cucumis Sativum, el pepino tiene más de 400 especies cultivares reconocidas solo en Estados Unidos.

Con el taxón de Cucumis Sativum fue descrito en 1753 por Carlos Linneo, en la obra Species Plantarum.

Existen otros numerosos taxones que en la botánica son meros sinónimos.

Entre los más citados se destacan Cucumis Esculentus, C. Hardwickii, C. Muricatus, C. Rumphii, C. Sphaerocarpus y C. Vilmorinii.

¿Cuál es el origen del pepino?

Es originario de La India, desde hace más de tres mil años. Formaba parte de la dieta greco-romana, reconocido como sikuos.

Con este término se le mencionaba en el escrito antiguo de la india, Atharva-veda, para principios del milenio I a.C.

Para el siglo VI o VII N.E. aparece al este y noreste del Mar Mediterráneo, hoy Irán, Turquía e Irak, según fuentes lexicográficas.

Fuentes árabes medievales lo sitúan en Túnez para 920; en España e Italia, para los siglos X y XI, respectivamente.

En el edicto de Carlomagno aparece mencionado con el nombre de cucúmeres; y para América lo trajeron los colonizadores españoles.

La mayor parte del peso del pepino le corresponde al agua, hasta 97%. Su composición, aunque equilibrada no es relevante.

Los cinco países que lideran su producción a nivel internacional, son China, Turquía, Irán, Rusia y Estados Unidos, respectivamente.

Posee el cuarto lugar a nivel mundial de la producción de hortalizas, detrás del tomate, la col y la cebolla.

De los nombres vernáculos o comunes, los más citados son cohombro cultivado o doméstico, cocombro, pepinera, pepinillo, o pepino común.

¿Cómo es la planta de pepino?

El pepino es una la planta anual y monoica o unisexual, esto significa que sus flores se diferencian en femeninas y masculinas en un mismo ejemplar.

La planta es de rápido crecimiento que alcanza entre 1 a 1,2 metros, de sistema radical extensivo.

Su raíz es pivotante. Tiene numerosas raíces laterales que se concentran en los primeros 60 cm del suelo

El tallo es podado y rastrero o trepador, ramificado, anguloso, hirsuto y con zarcillos propios.

Sus hojas son delgadas, con peciolos de 8 cm, limbo de 12-18 cm y tienen nervios pilosos en ambas caras.

Tienen contorno cordado, ovado, con lóbulos triangulares, dentados, acuminados o agudos al ápice; el mediano más largo y muy agudo.

Las flores masculinas tienen tres estambres. Son fasciculadas, con pedicelos de 2 cm, delgados, híspidos, de corola oblonga y aguda.

Su receptáculo es acampanado, cilíndrico, con tubo de 8 ó 10 cm de largo, con lóbulos patentes, lineares e híspidos.

Las flores femeninas son solitarias y fasciculadas, con pedicelo de hasta 2cm.

Tienen el ovario bien definido y fusiforme, dilatado hacia la base.

El fruto, primero pepónide, luego pepino, es de tamaño variable generalmente oblongo, cilíndrico o subtrígono; tuberculado y verde cuando inmaduro.

Al madurar es amarillo-verdoso y liso con semillas oblongas y blanquecinas, que miden de 8-10 cm por 3-5 mm.

Su peso oscila entre 200 y 300 gramos, acorde la variedad. Tiene sabor característicamente insípido, como un melón no maduro.

La planta tiene una vida media de 3-5 meses, en ambiente cómodo.

Da frutos desde los 2 ½ a 3 meses, hasta que muere. Se recolectan antes de su maduración, en verano.

Algunas variedades dan frutos artenocárpicos, lo que quiere decir que no tienen semillas.

¿Cómo se clasifican los pepinos?

clasificacion de los pepinos

Existen diversos tipos de pepinos, que teniendo en cuenta sus características se clasifican en grupos.

Estos grupos se escogen según su tamaño, su forma, así como según su origen, forma de consumo y cultivo.

Según su tamaño se clasifican en:

Pepino corto o pepinillo (tipo español): de tamaño pequeño, con longitud máxima de 15 cm y peso medio de 125 gramos.

La piel es verde con rayas de color amarillo o blanquecino. Se utilizan para consumo fresco y elaboración de encurtidos.

Pepino medio largo (tipo francés): tienen una longitud de hasta 25 cm.

El tipo francés presenta dos subespecies: el pepino francés con espinas y el de piel lisa.

Pepino largo (tipo holandés): alcanzan hasta 25 cm de longitud. La piel es lisa y más o menos surcada.

Según su forma de consumo

De consumo fresco: variedad de ejemplares grandes, que presentan la corteza verde o amarilla.

Pepinillos o Pickle: son de menor tamaño. Generalmente se consumen encurtidos. Abarca las variedades de superficie lisa o con verrugas.

Según tipo de cultivo

Pepinos de invernadero: Poseen una forma alargad y recta. Son de piel fina y tiene pocas semillas.

Pepinos de caballón: Tienen menos semillas que los de invernadero.

La piel es verde oscura y dura, por lo que se deben pelar antes de su consumo.

Según país de origen

Pepino europeo: es el más común de los pepinos, el que posiblemente todos usen en las comidas.

Es una hortaliza alargada, grande, de piel lisa y verde brillante. Tiene ligeras verrugas por fuera, y sus semillas son grandes.

En Europa podemos encontrar los españoles, que son más cortos; y los franceses y holandeses con pequeñas diferencias entre ellos.

Pepino armenio: es un tipo de pepino alargado, de forma curva característica que recuerda una serpiente retorciéndose.

Tiene la piel fina, con muchas estrías alargadas, con sabor tipo melón. Su cáscara es tierna y apenas amarga.

Se sirve en rebanadas. Se conserva de forma excelente en vinagre.

Pepino persa: son los más cortos, que miden entre 10 y 13 cm. Son muy populares y fáciles de cultivar.

Aguantan bien los climas secos y se les conoce también como Beth Alpha.

Pepino japonés: muy parecido al pepino europeo, el japonés tiene la forma más esbelta.

Se distingue por su piel verde oscuro y fina. Son crujientes, de sabor dulce y sus semillas son muy pequeñas.

Pepino Kirby: tiene cierto parecido a un pepinillo. Es una variedad inglesa del pepino común.

Se diferencia por su menor tamaño, color verde oscuro y pequeñas protuberancias. Es usado en muchos casos para preparar en vinagre.

Pepino limón: es el menos común y del que menos se oye hablar.

Es una variedad de forma redonda, pequeño y de piel amarillo pálido.

Según avanza el proceso de maduración, el pepino va adquiriendo un tono más dorado y se vuelve dulce al paladar.

Según su forma

Pepino oval: la sección de este pepino es ovalada. Ejemplo de esta variedad es el pepino De Rusia.

Tipo cilíndrico medio: forma característica propia del pepino Ashley, Verde Calahorra y Slice Master.

Tipo cilíndrico largo: especies como los pepinos Corona, el Pepinex 69, y el Verde Largo Inglés entran en esta clasificación.  

Pepinillos: mucho más pequeños y bien verdes, como el Fino de Meaux, Pequeño Verde De París, Wisconsin, y el híbrido Pioneer.

Variedades o Tipos de pepino

tipos de pepinos

Es necesario distinguir los pepinos propiamente dichos de los pepinillos, que se ponen en vinagre cuando son inmaduros y pequeños.

Los pequeños o variedad pickle, abarcan especies como la hindú Cucumis Anguria, muy usadas en conservas en vinagre.

Algunas tienen propiedades específicas como el pepino sudafricano Cucumis Myriocarpus, fuerte vomitivo; o el Cucumis Prophetarum, enérgico purgante

Los tipos de pepino han sido últimamente muy mejorados. Se han reemplazado las variedades monoicas clásicas por plantas genoicas.

Las variedades F1 genoicas solo producen flores femeninas y dan frutos sin la necesidad de ser fecundadas.

Es necesario evitar la fecundación para que no se produzcan frutos deformes

Los híbridos F1 están desprovistos del sabor amargo y son resistentes a enfermedades graves, como mildiu, antracnosis, cladosporiosis y mosaico.

Los distintos tipos dan frutos escalonadamente, provistas de débiles espinas. Deben recogerse muy jóvenes, inmediatamente luego de la floración.

Existen híbridos F1 que casi no tienen flores masculinas y son muy productivas, pero necesitan fecundación.

Se recomienda la siembra intercalada con variedades polinizantes a modo de una planta normal por cada 6 o 10 genoicas.

Las variedades que dan fruto sin semillas se obtienen por un proceso de patogénesis, son muy cotizados en el mercado.

Aunque, las semillas contienen nutrientes y propiedades que no están en el resto de la fruta.

Pepinos Ashley

Son de color verde oscuro en época de recolección y amarillento al madurar. Sus extremidades son iguales.

Tiene rugosidades, estrías longitudinales, es decir a lo largo, así como pocas espinas.

Su forma es redondeada y poca apuntada. Mide entre 18 y 20 cm de longitud. No tiene sabor amargo.

Corona

Esta variedad es de color amarillo en la madurez. Se prefiere verde para la venta en el mercado. Tiene espinas que no pinchan, blancas y escasas.

Tiene forma cilíndrica y con aristas a todo lo largo. Transversalmente es circular y se estrecha en el cuello. Es bastante largo, entre los 26 y 30 cm de longitud.

De Rusia

Tienen sus frutos tienen forma oval y son cortos. La piel es lisa y de tamaño es medianamente superior a un huevo de gallina.

Son amarillos y llaman la atención por su precocidad.

Pepinex 69

Es de cuerpo cilíndrico, de sección redondeada, poco aristada. Es de superficie lisa y de color verde oscuro.

No tiene sabor amargo y mide entre los 33 y 37 cm.

Pequeño Verde de París

Es un tipo de pepino pequeño y por tanto, preferido para encurtidos.

De color verde claro para su aprovechamiento y amarillo cuando madura.

Tiene espinas de color negro y estrías longitudinales, además de rugosidades.

La sección es triangular y varía desde los 9 hasta los 12 cm.

Pioneer

Es pequeño, ideal para vinagretas. Va desde el verde claro hasta el amarillo, según su etapa de madurez.

Posee también espinas negras y estrías a lo largo, rugosidades y sección triangular.

Alcanza longitudes hasta los 10 u 11 cm.

Slice Master

De color verde oscuro para la comercialización. Tiene pocas espinas y es de color blanco al madurar.

Las aristas y rugosidades que posee están menos marcadas que en otras variedades.

La sección es triangular y está exento de amargor. La longitud es de 16-18 cm.

Verde Calahorra

Sus frutos son muy cilíndricos, y redondeados en los extremos.

No tiene casi espinas y es de color verde claro a la recolección.

Es blanco en la madurez y llega a quedarse liso. Es de diámetro grueso y mide entre 12 y 20cm.

Verde largo inglés

Sobresale por ser un pepino muy espinoso. Es de forma cilíndrica y se estrecha hacia el cuello. Verde mide entre de 26 a 28 cm.

Victoria

Se recolecta de color verde, ms maduro es amarillo.

Posee unas pocas espinas blancas, ligeras rugosidades y su sección es triangular.

No tiene sabor amargo y va desde los 18 hasta los 20cm como máximo.

Entre los que se consumen preferentemente en encurtidos se destacan Pequeño Verde de París, Fino de Meaux, Pioneer y Wisconsin.

De los más usados de manera normal se pueden citar las especies Marketer, Triumph, Gemini, Ashley, Champion y Beth Alpha.

Propiedades del pepino

pepino propiedades

El pepino es de bajo aporte calórico, por su reducido contenido en hidratos de carbono en comparación con otras hortalizas.

La conjunción de sus componentes son los que lo hacen beneficioso. Posee carbohidratos, proteínas, fibra y mayormente agua.

Representa la energía de de 16 Kcal (65kJ), como valor nutricional frente a una porción de 100 gramos.

Tiene carbohidratos 3.63 g, azucares 1.67g, fibra alimentaria 0.5g, grasas 0.11g, proteínas 0.65g y agua 95.23g.

A esto se le suma cantidades presentes de vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B6, C, K.

También tiene minerales como potasio, calcio, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, sodio y zinc.

¿Qué nutrientes tiene la piel del pepino?

En su piel se encuentran cantidades significativas de betacarotenos; luego que se pela el pepino, esto se reduce casi a cero.

La vitamina A que aporta es esencial para la visión, buen estado de la piel, cabello, mucosas, huesos y sistema inmunológico.

Los folatos del complejo B intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, la síntesis del material genético y anticuerpos.

La vitamina E se relaciona con la estabilidad de las células sanguíneas y la fertilidad. Tiene acción antioxidante.

La vitamina C interviene en la formación del colágeno, glóbulos rojos, huesos y dientes. Favorece la absorción del hierro y aumenta las defensas.

El pepino no es rico en minerales, pero posee cantidades significativas de potasio. Menos se encuentran el magnesio y el fósforo.

El potasio interviene en el equilibrio de del agua intra y extra celular.

El fósforo en la formación de huesos y dientes y el magnesio regula actividad intestinal.

Entre los compuestos especiales está el beta-sitosterol, con actividad antiinflamatoria e hipoglucemiante, que participa en la respuesta del sistema inmune.

Es rico en polifenoles, llamados lignanos (pinoresinol, lariciresinol, secoisolariciresinol), y un compuesto activo llamado cucurbitacina, compuestos con actividad anti cancerígena.

Estudios científicos han encontrado que la cucurbitacina posee un efecto inhibidor potente de los caminos señalamientos del cáncer.

Estos caminos de señalamiento son necesarios a la célula cancerígena para sobrevivir y proliferar.

Se concluyó con la posibilidad de que la cucurbitacina pueda ser una futura droga anti cancerígena útil en ensayos clínicos.

Contiene sílice, compuesto mineral que tiene la capacidad de fortalecer los tejidos conectivos del cuerpo, como músculos, ligamentos y tendones.

La riqueza en aromas del pepino lo hace útil para dar olor a ciertos productos, en la industria de la perfumería.

Beneficios del pepino

beneficios pepino

El pepino es bueno para la salud cerebral. Contiene un flavonol, la fisetina, antioxidante antiinflamatorio que favorece la conectividad neuronal.

Mejora el impulso nervioso y así, cuida la memoria; protege las células nerviosas del proclive deterioro causado por la edad.

La fruta es un gran antiinflamatorio natural que mantiene fresco nuestro organismo, gracias a la hidratación que nutre las células.

A su vez, reduce el dolor y las infecciones, por inhibir las enzimas mediadoras de la inflamación, como la ciclo-oxigenasa 2.

El pepino reduce el estrés, ya que aporta vitaminas en cantidad proporcional a la ingesta diaria.

Las vitaminas son muy efectivas para relajar el sistema nervioso y reducir los impactos de la ansiedad.

Mejora la salud digestiva, permitiendo al agua y la fibra reducir los picos de reflujo ácido, y mejorar el pH estomacal.

La piel del pepino contiene fibra insoluble que combate efectivamente el estreñimiento, pues mejora el tránsito intestinal.

Las semillas del pepino son diuréticas y refrescantes. Su jugo es emoliente y humectante, con gran efecto anti acné.

Ayuda a cuidar del peso corporal, por ser rico en fibra y bajo en carbohidratos.

Esto lo hace el alimento más consumido en las dietas de adelgazamiento y para salud digestiva.

Es ideal combinarlo con otros vegetales, semillas y frutas para no realizar una dieta restrictiva en exceso, sino una dieta saludable.

El pepino contiene potasio, que permite regular la presión arterial, sin obviar la necesidad de equilibrar su consumo con sodio.

El potasio regula la transmisión del impulso nervioso mediante la ´´Bomba de Protones´´, mecanismo donde interviene también el sodio.

Este mecanismo permite la correcta función celular, la contracción muscular, y por tanto, la propia contractilidad miocárdica.

¿Qué otros beneficios tiene el pepino para la salud?

Es el vegetal adecuado para reponer el cuerpo ante el cansancio, gracias a su riqueza nutricional, en vitaminas y minerales.

Esto permite evitar eficazmente las deficiencias nutricionales asociadas a estados de cansancio fácil y agotamiento.

Refresca el aliento poniendo una rebanada de pepino en la lengua, ya que elimina las bacterias causantes del mal olor.

Es mejor elegir los pepinos orgánicos, pues el pepino convencional se encuentra en el puesto doce de alimentos más contaminados.

Además, el pepino convencional es el segundo lugar respecto al riesgo de cáncer por el uso y contenido de pesticidas.

¿Cuáles son los usos del pepino?

Es un ingrediente típico en las ensaladas mediterráneas, donde se consume preferentemente verde; también rallado o en sándwiches.

En España es el ingrediente clave del gazpacho, plato típico que lleva además tomate, pimiento, ajo y aceite de oliva.

En su variante encurtida es conocido como pepinillo, más pequeño y muy degustado y popular aperitivo.

Se emplea preferentemente crudo y verde, aunque existen platos en Europa que lo consume como sopa de pepinos, muy populares.

Lo ideal es consumirlo con cáscara, ya que esta es rica en fibra.

Esta propiedad especial hace que ayude a combatir problemas estomacales como la acidez o sensación de pesantez.

Es un hidratante cutáneo muy potente, gracias, además de sus otros componentes, a sus vitaminas B y C, fundamentalmente.

Por esto, es usado en diferentes mascarillas y productos hidratantes, así como para blanquear la piel.

Aporta todos sus aceites y la hidratación necesarios para suavizar la piel, devolviendo toda textura y frescura.

Combate la flacidez, las manchas solares y las quemaduras.

¿Para qué más sirve el pepino?

pepino y las ojeras

Para uso tópico, es útil en los cuidados de la piel en general, combate las manchas y las tan indeseables ojeras.

Resulta de gran ayuda para las personas que tienen el cutis graso, así como para los comedones, piel sensible y arrugas.

Contiene principios activos como la vitamina C, los mucilagos, esencia, carotenos, aminoácidos y celulosa, lo que lo hace bastante completo.

Al hidratar la piel, es perfecto para el tratamiento contra la dermatitis, la psoriasis, el eczema, o quemaduras por frio.

Se usa como anti pruriginoso, emoliente, diurético y depurativo. Está indicado para tratar enfermedades como la cistitis, urolitiasis u oliguria

Su alto contenido en agua lo hace el aliado perfecto contra el calor y los excesos del verano.

Ayuda para realizar dietas depurativas y eliminar el acido úrico. Por sus propiedades laxantes limpia el intestino de residuos fecales.

Las personas fumadoras pueden beneficiarse de sus efectos, gracias a la acción oxidante de los radicales libres del tabaco.

Otro uso médico del pepino se debe a su propiedad antihelmíntica, ideal para combatir gusanos intestinales y tenias.

Contraindicaciones del uso del pepino

A pesar de que tiene muy pocos riesgos, la cucurbitacina que contiene lo hace propenso a provocar gases estomacales e indigestión.

Por ello debe masticarse correctamente y los que padezcan de este trastorno con frecuencia, disminuir su consumo.

Algunas personas pueden hacer alergia alimentaria a algunos de sus compuestos, provocando hinchazón de la lengua, la garganta o la boca.

Si es consumido en exceso puede causar deshidratación, debido a su alto potencial y propiedades diuréticas.

Esto es muy raro de constatar: se necesita ingerir varios kilos de pepino en un día para ver este efecto.

Cultivo del pepino

pepino cultivo

El pepino es una planta que crece y da frutos con normalidad en días de menos de 12 horas de luz.

También soporta elevada intensidad luminosa. De hecho, a más luz o radiación solar, la planta produce mayores cantidades de frutos.

La temperatura también influye. A mayor temperatura durante el día, hasta 25º Celsius, mayor es la precocidad de la producción.

Tiene elevados requerimientos de humedad, relativamente entre 60 y 70 % de día y hasta 90 % durante la noche,

Esto se debe a la gran superficie foliar que tiene la planta completa.

No obstante, la humedad en exceso durante el día reduce la producción, porque disminuye la transpiración y por ende, la fotosíntesis.

Si la humedad es demasiado alta, se requiere incluso la aplicación de pasta fungicida en la planta tras los cortes.

El pepino puede cultivarse en cualquier tipo de suelo, mientras sea suelto, bien drenado, con materia orgánica y pH óptimo.

Tolera medianamente la salinidad del suelo. Si es muy elevada, la planta de pepino no absorbe bien el agua de riego.

Como consecuencias directas, crece lentamente, el tallo se debilita, las hojas empequeñecen y los frutos nacen torcidos y deformes.

Si, por el contrario, la salinidad es muy baja, la planta será más frondosa, pero más vulnerable a diversas enfermedades.

Referente al abonado y la fertilización, se debe añadir una buena cantidad de estiércol o compost bien descompuesto.

Los fertilizantes de mayor uso son los simples en su forma de solido soluble, como los nitratos cálcico, potásico y amónico.

También se encuentran en forma liquida como ácido nítrico y fosfórico, por su bajo costo y ajuste de la solución nutritiva.

El calcio es un determinante en la calidad y favorece una mejor defensa de las plantas frente diversas enfermedades.

El fósforo, por otro lado, tiene un papel importante en las etapas de enraizamiento y floración.

Influye también en el tamaño de las raíces y el tallo de las flores.

El hierro y el manganeso influyen en el color de la fruta, su calidad y resistencia de la planta.

El aporte de microelementos, tiene probada su función en la nutrición adecuada de la planta y estabilidad en el medio.

¿Cómo sembrar pepino?

sembrar pepinos

La siembra de pepino puede hacerse en viveros o directamente en el suelo.

Los marcos son pequeños en cultivos destinados a removerlos pronto para cultivos de primavera,

Estos son de longitudes alrededor de 1,5 x 0,4 o 1,2 x 0,5 ms.

Si la plantación se realiza durante los meses de invierno, es necesario ampliar los marcos de plantación.

Así se evita la competencia por la luz solar entre las plantas y se mantiene la aireación.

En caso de vivero, se realiza bajo abrigo de plástico, de febrero a abril, aproximadamente a 18 grados Celsius,

Con esta técnica las semillas germinarán de dos a tres días.

Se deben plantar dos semillas en la maceta, separadas de 30 a 35 cm. Si ambas germinan, escoger la más fuerte.

Esto se debe a que una sola planta bien cultivada da entre 20 y 50 frutos sanos, en normalidad.

Las semillas de pepino se deben sembrar de lado, si no corren el riesgo de pudrirse antes de germinar.

Las plantas jóvenes se replican 12 días después, en macetas, que pueden ser de turba prensada, esperando su plantación definitiva.

Al aire libre se debe esperar a que el suelo esté bien caliente, como mínimo de 18 grados Celsius.

Esto se observa alrededor del mes de mayo, en parajes fríos.

Se separan las líneas alrededor de 1 cm y se rellenan de estiércol bien descompuesto.

Se depositan de tres a cuatro semillas y se cubren con 3 cm de tierra.

La germinación en tierra es bastante lenta, generalmente una semana después. Luego se define la planta, conservándose hasta dos.

Las plantas procedentes de vivero se siembran en el momento adecuado a la misma distancia de las de siembra directa.

Las campanas o túneles son útiles para activar la germinación y proteger las plantas jóvenes durante las primeras semanas.

¿Cómo obtener un buen cultivo de pepino la primera vez?

A pesar de ser una planta exclusiva de la estación de verano, actualmente se obtiene pepino el año entero.

Esto es gracias a las nuevas técnicas de siembra y protección de las plantas en siembras profesionales.

El agricultor aficionado con invernadero propio también puede obtener su pequeña producción, con la técnica correcta si así lo desea.

Se debe sembrar las plantas y conducir mediante tutores formados simplemente por hilos de polipropileno, llamados rafias.

También pueden ser de un enrejado o cañas dispuestas en forma de tienda de campaña, como si fueran trepadoras ornamentales.

El entutorado se fija por un extremo a la parte superior del invernadero, y a la parte inferior de la planta.

A medida que la planta crece, esta se va enrollando en dicho tutor.

Cuando el tallo llega al límite del tutor se pinza para obtener los brotes laterales.

A partir de ese momento, la planta se guía hasta otro alambre situado aproximadamente a medio metro.

Se debe dejar colgar la guía y algunos brotes laterales o secundarios, porque las flores femeninas aparecen preferentemente sobre ellos.

Seguidamente deben cortarse luego de 4 ó 5 hojas. Los tallos laterales se sostienen a sí mismos por sus zarcillos.

Los brotes de tercera generación también se pinzan, pero esta vez será luego de nacidas dos hojas.

Se deben enrollar los tallos principales alrededor del soporte y atarse para evitar que caigan por el peso de los frutos.

Los pepinos ya crecidos pesan bastante, por lo que debe ayudarse a la planta mediante varillas o cañas robustas dispuesta verticalmente.

En cultivo en hidroponía, técnica de siembra sin suelo, la mejor variedad desarrollada fue Roxynante, seguida por Azabache y Kemen.

En cambio, la más productiva en malla sombra fue el tipo Azabache, mientras que  en invernadero, se destaca la variedad Zapata.

Cuidados de la planta del pepino

El pepino gusta del calor, no se da bien en el frio, ni en exceso de humedad.

Sus frutos se desarrollan rápidamente y se recogen antes de la madurez.

Por encima de los 30 grados Celsius, y debajo de los 17ºC, se observan malformaciones e incluso, mala producción.

El ciclo vegetal de la planta es relativamente corto, lo que permite su cultivo en lugares poco favorecidos por el clima.

Los suelos mullidos y fértiles son los preferidos para siembra del pepino, pues se recalientan más al inicio de la primavera.

Por otro lado, para la producción estival, los suelos más consistentes son favoritos para su cultivo.

La planta debe tener agua necesaria al inicio de su cultivo, pues la producción disminuye si no es así.

Debe garantizarse la polinización de la planta. Esto puede hacerse incuso manualmente con un pincel.

Se realiza trayendo el polen de las flores macho y espolvoreándolo a las flores hembra. Resulta arduo, pero muy necesario.

También se pude atraer las abejas y abejorros, plantando flores alrededor y dejando de lado los pesticidas.

Otras opciones son plantar como mínimo dos o tres plantas; y usar fertilizantes ricos en potasio.

Se debe usar la rotación de cultivos, ya que el pepino es una planta que demanda muchos nutrientes.

Ya que el pepino empobrece el suelo donde se cultivó, se debe evitar sembrar en un mismo lugar en ocasiones consecutivas.

Por su alto contenido en celulosa puede resultar indigesto, y algunos saben amargo por la cucurbitacina, y se deben desechar.

¿Qué otros cuidados debo tener en cuenta al cultivar pepinos?

El pepino demanda un suelo fresco y regado con agua a la misma temperatura del invernadero, si es donde se cultiva.

En cultivo en cajonera se deben sembrar en la línea media de la cajonera.

Se le pinza o corta hasta dos hojas después para conseguir laos brotes laterales.

Cada uno de estos brotes se pinza después de 6 a 8 hojas, o cuando leguen al borde de la cajonera.

Los brotes que aparezcan después se cortan por encima del fruto. En los cultivos al aire libre, se procede de similar manera.

La poda del pepino en algunos casos se puede suprimir ya que existen variedades de fruto corto en las que

A partir que los frutos comienzan a engrosar, es recomendable abonar cada quince días, pudiéndose incorporar el abono durante el riego.

Se recogen los pepinos al alcanzar las medidas de tamaño y grosor específicos de la variedad, SIEMPRE antes de que amarilleen.

Si los pepinos se vuelven amarillos estos comprometen la futura producción de la planta, dejándola estéril. No dará más frutos.

De igual manera se deben suprimir las hojas amarillentas, viejas, enfermas o podridas, evitando el riesgo de enfermedad de la planta.

Entre las afecciones de la planta, las plagas principales son la mosca blanca, la araña roja y blanca, pulgones, orugas y nemátodos.

También se pueden citar por frecuencia al mosaico, la mancha bacteriana por pseudomonas, la necrosis y podredumbres, sea gris o blanca.

El rendimiento de la planta de pepino suele ser alto, con una producción de 12 a 15 kg por cada m2.

En resumen, el pepino necesita exposición a pleno sol y riego moderado, no exceso de humedad.

El marco de plantación es de unos 35 cm, suelo bien drenado y pH entre 5,5 y 7.

¿Como elegir y conservar el pepino?

Preferir los ejemplares de piel de color verde oscuro. Sin manchas amarillentas ni defectos, firmes y desarrollados, sin dinámetro demasiado ancho.

Los más grades tienden a ser mas amargos, por lo que no son aconsejables, si como son mas blandos y de semillas más duras.

No sirven para consumo los que tengan los bordes resecos y aquellos que no tiene un color lustroso.

Los que están opacos y amarillentos, traduce dureza y sabor amargo al paladar.

Al adquirirse se debe presionar en el extremo del tallo. Si esta reblandecido, significa que el pepino no es fresco.

En casa se deben conservar en el frigorífico de tres a cinco días.

Si están cortados se deben envolver en plástico y así evitar contaminación cruzada.

Luego de cortados captan fácilmente otros olores, no toleran bien las temperaturas extremas, y debe consumirse inmaduro.

Con la maduración pierde su tersura, su sabor se amarga y se vuelve amarillento.

No se deben congelar, pues se ablandaría la pulpa fresca.

Se ha reportado que los pepinos mantienen su frescura al ser almacenados a temperatura ambiente.

Son altamente sensibles al etileno, hormona que segregan las plantas naturalmente, encargadas de iniciar el proceso de maduración.

Debido a esto, se recomienda almacenarlos lejos de tomates, plátanos y melones, por el etileno natural que generan y desprenden.

No dejes de ver:

Pepino
5 (100%) 2 votes