Saltar al contenido

Fresa

febrero 10, 2019
fresa

La fresa o frutilla, como popularmente se le conoce, es un fruto que pertenece al grupo de las Rosaceae.

Su nombre científico es Fragaria Vesca y se le considera una planta perenne cuyo consumo es bastante demandado.

Su origen es adjudicado a Eurasia, aunque hoy en día es muy común en países de Europa, Asia y parte de América.

Es muy consumida no solo por su agradable sabor y embriagador aroma, sino por ser una fruta de elección para el mantenimiento de una dieta saludable.

Posee un tamaño pequeño, que puede variar desde los 2.5 hasta los 4 cm de diámetro, además de una gran cantidad de agua que se estima llega a ocupar el 85 % de la fruta.

Su aporte calórico no es alto, evaluado en 37 calorías por cada 100 gramos y el aporte de fibra es moderado, estimado alrededor de los 2,2 gramos por cada 100 gramos de fruto.

Además, la fresa es considerada una gran fuente de vitaminas, sobre todo A, C, E y es rica en minerales.

Por ello, se ha convertido en un fruto muy cultivado y comercializado mundialmente.

En los últimos años China se ha convertido en el mayor productor de fresas con el 41 % de la producción mundial, seguido de Estados Unidos con el   15,6 % y en tercer lugar México y Egipto con un 5.1 %.

Muchos prefieren su consumo de forma natural en aras de obtener todos los beneficios que brinda para la salud de las personas.

No obstante, es innegable que su afrodisíaco y pasional color rojo intenso, las convierten en una poción de elegancia y distintiva belleza para la decoración de helados, cremas y ensaladas.

Se afirma, además, que puede ser saboreada en forma de jugos, compotas y mermeladas, sobre todo, como una opción alternativa para aquellos más jóvenes.

Planta de Fresa

planta de fresa

Es una variedad de altura un tanto escasa, sin embargo, esto la convierte en una opción preferida por quienes buscan una planta hortícola para un jardín o un huerto pequeño.

Posee raíces perdurables y raicillas pequeñas que duran pocas semanas. Son generalmente cortas.

Habitualmente alcanzan hasta 40 cm, no obstante, se estima que aproximadamente el 90 % de las raíces crece hasta los 25 cm y solo el 10 % restante llega a ser más larga.

Su tallo es rugoso y escalonado, que surge de un tallo pequeño, su altura escasamente supera los 40 cm.

Posee forma cilíndrica que también ha sido llamada “corona” ya que está formado por un eje corto y anillado a partir del cual se alzan las hojas. Generalmente se desarrolla de forma erecta.

En cuanto a sus hojas, estas se agrupan en las llamadas rosetas y aparecen en pequeños ramilletes. Son de coloración verde con dos estípulas rojizas y bordes acerrados.

Las flores son de color blanco, tamaño pequeño y están compuestas por cinco o seis pétalos generalmente. En el centro presentan un receptáculo compuesto por más de cien pistilos.

Los frutos son de forma puntiaguda o ligeramente redondeados en dependencia de la variedad. Su coloración puede variar desde el rojo naranja hasta el rojo brillante intenso.

La pulpa es de intenso sabor, que varía de agridulce a muy dulce según la variedad del fruto. Se caracteriza por su jugosidad y la particularidad de deshacerse al instante de ser saboreada.

Posee un aroma fuerte y embriagador, lo que la hace reconocible entre todas las frutas.

¿Cuáles son las propiedades de la Fresa?

fresa propiedades
fresa propiedades

Además de su exquisito sabor, el consumo de fresas puede ser una opción acertada para el mantenimiento de una dieta saludable.

Sus propiedades nutricionales son reconocidas y por ello, es consumida también en aras de obtener los beneficios que brinda para la salud de las personas.

Como habíamos mencionado es una fruta rica en Vitaminas A, C, E y en menor proporción Vitminas B1, B2, B3 y B6.

Y constituye además una fuente de minerales entre los que se destacan: hierro, yodo, magnesio, potasio, calcio y fósforo.

Así mismo contiene ácido fólico, fibra, antioxidantes y demád componente beneficiosos para la salud.

¿Qué beneficios tiene la fresa?

beneficios de la fresa

Su alto contenido en fibras, la convierte en un producto favorecedor del sistema digestivo, previniendo enfermedades y síntomas como la constipación y regulando de manera general el tránsito intestinal.

Su elevada proporción de agua, garantiza la hidratación del cuerpo y por ello se le adjudica la propiedad de retardar el envejecimiento.

Constituye una fuente de antioxidantes, lo que le otorga la propiedad de prevenir varios tipos de cáncer.

De hecho, en algunos estudios recientes llevados a cabo en animales, fue demostrado que el consumo frecuente de fresas redujo en un 50% la probabilidad de aparición de tumores.

Su consumo se ha asociado también a la prevención de enfermedades cardiovasculares y con la disminución de sustancias que provocan enfermedades como el asma y la alergia.

Al ser un fruto con alto contenido en vitamina C, favorece la absorción del hierro, previniendo de esta forma algunos tipos de anemia.

¿Qué tipo de ácido tiene la fresa?

La Fresa, al ser considerada una fuente natural de ácido fólico, se convierte en una opción acertada y favorable para incluir en la dieta de niños y embarazadas.

Según estudios de la Universidad Autónoma de México, contiene además ácido valproico, gracias a lo cual, su consumo se asocia con la sensación de bienestar, por lo que se recomienda su empleo en personas con Trastorno Bipolar o con tendencia a la Depresión.

Además, al constituir una fuente de ácido salicílico, posee propiedades antiinflamatorias y anticoagulantes.

Se le adjudica también la propiedad de retrasar el envejecimiento del cerebro, contribuyendo a la prevención de algunas demencias como el Alzheimer.

Posee una sustancia denominada xilitol, la cual ayuda a prevenir las caries dentales y a proteger el esmalte dental.

Se ha demostrado su efectividad en la prevención y tratamiento de la inflamación de las encías.

Otros estudios demuestran que el consumo frecuente de fresas beneficia el sistema inmune, ayudando a elevar las defensas del organismo para combatir y prevenir virus y enfermedades.

Entre sus elementos también se encuentra el Omega3, por lo que resulta favorecedor su consumo para prevenir y/o tratar los problemas de colesterol.

Aunque en menor medida, constituye una fuente de vitamina E, se afirman sus beneficios para la fertilidad y la estabilidad de las células sanguíneas.

La combinación entre el elevado contenido en potasio y bajo en sodio, la convierte en una fruta de elección para los hipertensos y cardiópatas.

Por su contenido en magnesio, potasio y vitamina K, resultan favorecedoras de la salud ósea.

Su bajo contenido en calorías, la convierte también en una fruta ideal para mantener la dieta y favorecer la pérdida de peso.

Al ser una fuente de Omega 3, magnesio, cobre, ácido fólico y Vitaminas del complejo B, favorecen la salud y la belleza del cabello, evitando su caída y reduciendo la aparición de caspa.

Se recomienda su consumo en ayunas, para optimizar el metabolismo, favorecer la digestión y la salud mental.

Beneficios medicinales de las Hojas y Raíces de las Fresas

hoja y raiz de la fresa
hoja y raiz de la fresa

Las hojas y las raíces de la planta de fresa también en consumida en forma de infusiones como otra alternativa para aprovechar los beneficios que brinda para la salud.

El consumo diario de tres o cuatro tazas de esta infusión posee propiedades diuréticas y antirreumáticas.

La infusión de raíces es muy empleada para atenuar y prevenir síntomas de artritis. A esta misma infusión se le reconocen también propiedades antiinflamatorias.

La infusión de hojas secas es empleada para el tratamiento de la diarrea por sus propiedades astringente.

Beneficios de la fresa para la Piel

El empleo de este fruto como mascarilla facial en forma de zumo, puede contribuir a disminuir las ojeras.

Constituye un excelente exfoliante, ayudando a la limpieza de la piel y a la eliminación de células muertas.

Favorece el aclarado de la piel y se emplea para disminuir los brotes de acné.

Además, contribuye a la protección de la piel contra la luz solar excesiva.

Contraindicaciones de las fresas

Por su alto contenido en potasio, no se recomienda su consumo en personas con Insuficiencia Renal o cálculos renales.

Por su contenido en salicilato, no se debe consumir por las personas alérgicas a la aspirina.

Tipos de Fresa

tipos de fresa

Entre las variedades de fresas han sido identificados tres grupos fundamentales: las fresitas del bosque, las fresas cultivadas y el fresón.

Estos grupos poseen rasgos particulares que los diferencian entre sí. Entre estos rasgos se pueden mencionar:

Las Fresitas del Bosque, que es una variedad o grupo independiente y menos conocida, ya que no se trata de los fresones mayormente consumidos.

Se le conoce también como Fresa Salvaje o Frutilla Silvestre. Ha sido identificada como una planta perenne que habita fundamentalmente en los bosques.

Se ha identificado como la preferida de los Europeos. Sus orígenes se remontan a la antigüedad y se estima que desde el siglo XIV comenzó a propagarse su cultivo y producción, que fue opacado posteriormente por las variedades comunes que presentan mayor tamaño.

Actualmente se pueden encontrar en abundancia en el Sur de Chile, en el Norte de Asia y prácticamente en toda Europa.

Suele aparecer en suelos húmedos que poseen gran cantidad de nutrientes y la presencia de la luz Solar.

Se le considera una planta perenne porque florece casi continuamente. Su propagación se lleva a cabo desde las semillas.

Constituye una fuente de alimento para muchas aves y animales del bosque. No obstante, muchos consumidores la prefieren frente a las otras variedades, ya que se caracterizan por presentar un sabor muy dulce e intenso.

Por otra [arte también tenemos a las Fresas Cultivadas, estas presentan mayor tamaño, pero disminuye la calidad e intensidad de su sabor.

Mientras que el Fresón, representa el grupo que más abunda en el mercado. Tiene forma acorazonada y es generalmente de gran tamaño y color rojo intenso.

No obstante, a pesar de la existencia de estos tres grandes grupos, existen otras clasificaciones y variedades más específicas para este delicioso fruto.

Entre estas clasificaciones se mencionan:

Cartuno: De sabor dulce y azucarado. Posee forma puntiaguda y color rojo intenso.

Reina de los valles: Es la variedad que más abunda y se consume en España. Posee coloración que puede variar desde el rojo hasta el blanco. Es de tamaño pequeño y sabor muy dulce. Se destaca por su fuerte aroma.

Camarosa: Oriunda de California. Se caracteriza por ser una variedad precoz. Tiene pulpa firme y dulce. Es de gran tamaño y color rojo brillante.

Tudla: De forma alargada, gran tamaño y aroma. Poseen color rojo brillante interna y externamente.

Oso Grande: Originario de California. Posee coloración rojo- anaranjado y agradable sabor. Por su gran tamaño, presentan gran predisposición a fragmentarse.

Carisma: Es una variedad muy adaptable en cuanto a suelo y condiciones climáticas. Posee coloración rojo suave y es de gran tamaño.

Irwing: Son de color rojo opaco y forma ligeramente redondeada.

Pájaro: Esta variedad posee una pulpa firme y consistente. Tiene forma puntiaguda y color rojo brillante. En muchas ocasiones ha sido seleccionada como la variedad que posee el sabor más dulce y agradable.

Selva: Son las llamadas fresas de verano porque se cosechan precisamente en esta época.

Cultivo de las fresas

cultivo de fresas
cultivo de fresas

Al ser considerada una fruta preferida por muchos, puede ser una opción para cultivar en nuestro propio jardín e incluso en macetas.

Para garantizar un cultivo exitoso y próspero, recomendamos tener en cuenta los pasos que a continuación se describen:

Selección de la forma de siembra

Primeramente, es necesario elegir a partir de que opción vamos a realizar el cultivo, ya que éste puede ser realizado directamente desde las semillas de la planta o desde planteles ya germinados.

Es importante aclarar que la elección de siembra desde las semillas puede traer consigo un proceso más lento y difícil y, por tanto, se torna más duradera la espera por la producción de frutos.

Por ello es más recomendable la selección de planteles, los mismos no son más que plantas ya germinadas que pueden ser adquiridas en viveros o tiendas de jardinería cercanas.

Otro aspecto a seleccionar resulta ser la variedad de fresas que deseamos cultivar. Existen plantas que pueden producir frutos durante todo el año, y otras que solo los producirán en el verano.

Por ello se recomienda investigar las variedades, teniendo en cuenta las características de cada una y seleccionando la mejor opción según los fines que pretendemos conseguir.

Cultívala en el clima adecuado

Afortunadamente la planta de fresas es considerada una variedad muy resistente. Muchos cultivadores afirman incluso que pueden soportar hasta los climas helados.

Sin embargo, lo más aconsejable es que la siembra se lleve a cabo en climas templados. Por ello se recomienda ante la presencia de temperaturas muy altas o, por el contrario, heladas, que cubramos la planta con una lona o manta para garantizar su protección.

Se sugiere además que sean expuestas a la luz solar al menos 5 horas al día.

Ten en cuenta la temporada

Otro aspecto a tener en cuenta para la cosecha de esta fruta resulta ser la temporada. En este sentido se propone que el proceso de siembra sea realizado a finales de invierno o principios de la primavera, es decir, entre febrero y abril para los países del hemisferio norte; y en agosto y septiembre para los del hemisferio sur.

Prepara el suelo para la siembra

sembrar fresas
sembrar fresas

Para la elección del suelo debemos tener en cuenta que no sea un suelo demasiado húmedo, pues constituye una planta muy susceptible a la humedad excesiva.

Por otra parte, es necesario que se seleccione un suelo abonado, rico en nutrientes y que esté limpio de hojas secas y malas hierbas.

Para ello se recomienda que sea abonado al menos dos veces al año y que la tierra se mantenga fresca y suave.

Las condiciones óptimas del suelo serían que fuera un suelo arenoso o francoarenoso, con un Ph entre 5.5 y 6.5 y una distribución de 50% de arena, 20% de arcilla, 15% de calizas y el 5 % restante de materia orgánica.

Realiza la siembra

Para llevar a cabo la siembra propiamente dicha, es aconsejable que se realice en caballones, es decir, organizando la tierra en surcos levantados y en ellos abrir agujeros de aproximadamente 8 cm para colocar los planteles.

Entre los agujeros debe haber una separación entre 25 y 30 cm y finalmente cubrirlos nuevamente con tierra.

Riega la planta

El riego constante es muy necesario para el crecimiento sano de la planta, sin embargo, es necesario cerciorarnos de garantizar un drenaje adecuado del agua para evitar la humedad excesiva y con ello, enfermedades y podredumbre.

Una opción muy aconsejable resulta ser la compra de un regadío por gotero.

El riego debe ser realizado cada dos días, aunque en las primeras semanas de haber plantado es mejor realizarlo en un intervalo de tres días.

En todos los casos se recomienda el horario de la mañana para garantizar que durante el resto del día el agua pueda ser drenada y evaporada.

Pódala

La poda de esta planta resulta ser un proceso sencillo y fácil. Se puede llevar a cabo incluso manualmente.

Se trata de eliminar las hojas secas y dañadas y el primer brote de flores, garantizando de esta manera el fortalecimiento de las florescencias siguientes.

La poda de la fresa puede llevarse a cabo cada vez que revisemos y cuidemos la planta.

Cuida la planta de fresa de enfermedades y plagas

Otro elemento a tener en cuenta para garantizar el óptimo desarrollo de la planta resulta ser la protección contra enfermedades y plagas.

Entre las que pueden atacar la planta de fresas se encuentran:

Mal Blanco: Se produce como consecuencia de un hongo denominado Oidio. Se caracteriza por la presencia de un polvo blanquecino de forma aparente a la ceniza que cubre las hojas y los frutos.

La exposición de la planta al sol puede ser una medida eficaz para la prevención y/o control de este hongo.

Manchas Zonales: Consiste en la aparición de manchas de coloración amarillenta que cubre las hojas, ocasionando posteriormente su pérdida.

Araña Roja: Debe su nombre a la posibilidad de tejer una especie de telaraña. Es un insecto de color rojo que se esconde en el dorso de las hojas.

Pulgones: Considerada una de las plagas más comunes. Se trata de una plaga de aproximadamente 3 cm que se acompaña además de la presencia de hormigas.

Ocasionan grandes daños a la planta ya que se alimentan de la savia de la misma y agregan una sustancia que impide el proceso de fotosíntesis.

Trips: Ataca al fruto cuando es joven, entorpeciendo su normal desarrollo y ocasionando malformaciones en dichos frutos.

Rosquilla Negra: Es una larva que se alimenta de las hojas, dañándolas y debilitando la planta.

Babosas y Caracoles: Constituyen insectos que corroen y debilitan la planta.

Podredumbre Gris: Ataca a los frutos de la planta de fresas ocasionando una capa de un polvo gris que las cubre.

Mancha Purpura o Viruela del Fresal: Es causada por un hongo que ocasiona manchas rojizas en las hojas que luego se tornan blanquecinas con el borde púrpura ocasionando la muerte de las mismas.

Podredumbre del Cuello: Esta enfermedad afecta a las plantas jóvenes ocasionando una coloración marrón y causándoles la muerte.

Recolección de las Fresas

recolectar fresas
recolectar fresas

Llegar a la recolección de los frutos demorará aproximadamente 10 meses luego de haber realizado la siembra.

En dependencia de la variedad, la cosecha debe comenzar entre finales de la primavera y comienzo del otoño.

El proceso se lleva a cabo seleccionando los frutos de coloración rojo intenso y cortando los tallos que las sostienen  a la planta.

Además del cultivo en tierra, la planta de fresas brinda la posibilidad de emplear alternativamente su producción en hidroponía.

Este método, favorece la obtención de nutrientes que requiere la planta, permitiendo además un menor empleo de recursos materiales.

Conjuntamente, posibilita una producción de frutos más numerosa, garantizando mayor calidad del producto con una mayor rapidez para la cosecha.

Para llevar a cabo este método se recomienda esperar los meses entre mayo y julio.

¿Cómo desinfectar las fresas?

desinfectar las fresas

Las fresas son consideradas una de las variedades de frutas que más suciedades contiene en tanto resulta ser uno de los frutos en los que mayor cantidad y variedad de pesticidas se emplean.

Por ello, antes de su consumo, debemos cerciorarnos de llevar a cabo una adecuada limpieza y proceso de desinfección de bacterias nocivas, que pueden provocar enfermedades como la salmonella.

En primer lugar, debemos prevenir extirpar el tallito de la fresa antes de su limpieza, evitando de esta manera que las impurezas y/o bacterias puedan introducirse al interior de la fruta.

El segundo paso es limpiar el fruto con abundante agua. No es muy aconsejable emplear envases limpiadores porque el agua sucia y contaminada quedará estancada en el recipiente y no se logrará una limpieza óptima del fruto.

Finalmente viene el paso de la desinfección. Para llevarlo a cabo se pueden emplear diversas formas distintas:

Una modalidad resulta ser sumergir las fresas en un recipiente con agua y agregar unas gotas de cloro o legía y dejarlas inmersas durante aproximadamente 10 minutos.

Otra forma muy empleada es el lavado con abundante agua y jabón, realizándolo fruto por fruto.

Muchas personas aconsejan también como un método muy efectivo introducir las fresas en un recipiente con agua y agregar una cucharada de sal o una taza de vinagre indistintamente.

Al terminar el proceso de desinfección es recomendable secar las fresas para garantizar que la humedad no provoque daño en el fruto y su sabor permanezca intenso y agradable.

Finalmente recuerda que las fresas solo se conservarán por un par de días, así que compra solo las que vayas a consumir en ese período de tiempo.

Curiosidades sobre las Fresas

En los últimos años se ha empleado la palabra “fresa” para abarcar y describir al conjunto de personas de la sociedad que se caracterizan por ser superficiales, egocéntricos y que manifiestan interés por temas banales y por la apariencia física.

No obstante, el término se ha popularizado en todo el continente americano y en algunos lugares incluye también a los jóvenes pertenecientes a la clase adinerada y pudiente de la sociedad.

La Fresa es el único fruto que posee las semillas en el exterior, con un total de aproximadamente 200 semillas.

También es considerada el símbolo de venus y/o Afrodita, por lo que se le atribuyen significados como la belleza, el amor y la inmortalidad.

Existe en Bélgica el “Museo de la Fresa” en el cual se le rinde homenaje a este maravilloso fruto.

En Madrid, España, existe el llamado “Tren de la Fresa”. Consiste en un tren de paseo en el cual los pasajeros realizan un viaje degustando los placeres de este exquisito fruto.

En los tiempos de Napoleón, Madame Tallien se bañaba en zumo de fresas para tener una piel suave, brillante y reluciente.

Existe una antigua leyenda que profesa que cuando una pareja de enamorados come juntos una fresa, su amor perdurará por siempre.

No dejes de ver:

Fresa
5 (100%) 1 vote