Saltar al contenido
Frutas y Verduras

Frambuesa

mayo 4, 2018
frambuesa

La frambuesa es una fruta con grandes beneficios medicinales, por lo que su consumo regular es favorable para la salud.

Uno de los tantos puntos a su favor es que al mismo tiempo que estimula el apetito, disminuye los antojos de dulce, lo que la convierte en una de las frutas más recomendadas para incluir en un estilo de vida saludable.

En una taza de frambuesas hay solo 64 calorías, que representa un tercio de lo requerido en la dieta diaria de un adulto.

El nombre científico de la frambuesa es Rubus idaeus, originaria de Europa y el norte de Asia, de ella se han derivado múltiples tipos, que se encuentran presentes en el resto de los continentes y de los cuales les hablaremos más adelante.

La Rubus idaeus se distingue por su color rojo, un tanto rosado, mientras que otras variedades son de color negro, azul, amarillo, etc.

Su sabor es delicioso y su uso muy versátil, se trata de una fruta pequeña, con pulpa aromática y piel aterciopelada que crece de forma silvestre.

Propiedades de la Frambuesa

La frambuesa contiene propiedades nutritivas en cantidades considerables que constituyen un importante aporte al buen funcionamiento del organismo.

Es una excelente fuente de vitamina C, gran cantidad de fibra, así como ácido cítrico y ácido elágico, Vitaminas A, B1, B2 y B6.

Además de minerales esenciales como el magnesio, calcio y potasio, la frambuesa también es rica en flavonoides y folatos.

Beneficios de la Frambuesa

Los beneficios medicinales y nutritivos de la frambuesa son formidables, no solo derivados del fruto propiamente dicho sino también de sus hojas.

Diversos estudios han demostrado que el extracto de la frambuesa negra demora el crecimiento de las células del cáncer de mamas, incluso en algunos casos llegan hasta eliminarlas y también protege contra las radiaciones.

Debido a su fuente rica en Vitamina C, la frambuesa es altamente antioxidante, favorece la absorción del hierro y por consiguiente ayuda a prevenir y tratar la anemia ferropénica.

Así mismo, junto al ácido elágico y los flavonoides, mejoran la resistencia del organismo ante posibles infecciones, reduce el riesgo de padecer enfermedades degenerativas y cardiovasculares.

La vitamina C también es esencial para la producción del colágeno y la buena formación de glóbulos rojos, los huesos y dientes.

Alrededor del 54 por ciento de una porción de frambuesa está compuesta únicamente por Vitamina C.

Su alto contenido de ácido fólico favorece la división y multiplicación celular en los primeros meses de gestación, lo que a su vez es imprescindible para prevenir patologías que ocurren durante este tiempo de embarazo, como es la espina bífida y otras alteraciones en el desarrollo del sistema nervioso.

El ácido fólico además interviene en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la formación de anticuerpos del sistema inmune y en la síntesis de material genético.

En caso de embarazo o durante el período lactante, es aconsejable ingerir alimentos ricos en Vitamina C porque las necesidades orgánicas de la misma son mayores y es donde frutas como la frambuesa son fundamentales.

En este sentido, su consumo también es indicado ante padecimientos de enfermedades inflamatorias crónicas o en cuadros clínicos de cáncer, virus como el VIH, stress, alcoholismo, tabaquismo y defensas bajas.

Por otra parte, la frambuesa contiene fibra, la cual desarrolla un papel importante ante la disminución del colesterol y ácidos biliares, mediante el mecanismo de retención de estas sustancias, eliminándolas luego con las heces.

Consumir unos 125 gramos de frambuesa es equivalente a 10 gramos de fibra, por tanto, incluirla en nuestra dieta diaria nos ayuda a mejorar el tránsito intestinal (disminuyendo el contacto de compuestos nocivos con el tejido intestinal) y el estreñimiento, reduciendo en gran medida el riesgo de padecer cáncer de colon.

La considerable cantidad de minerales como el potasio en la frambuesa contribuyen al mejor funcionamiento del organismo por lo que es muy recomendado en personas que padecen de bulimia y reducen los niveles de este mediante vómitos autoinducidos.

Además, su uso es favorable para todos aquellos que toman diuréticos, ya que del mismo modo se disminuyen las proporciones adecuadas del potasio dentro del sistema.

El potasio interviene directamente en la actividad muscular, transmisión y generación del sistema nervioso, así como ayuda a mantener el equilibrio del agua dentro y fuera de las células.

Debido a que esta fruta es alta en potasio y tiene bajos niveles de sodio su ingesta es recomendada para personas con para hipertensión arterial, afecciones del corazón y vasos sanguíneos.

La frambuesa también contiene magnesio, un mineral necesario para el adecuado funcionamiento del sistema nervioso y digestivo, tiene un ligero efecto laxante, contribuye además en la síntesis proteica, a la fijación del fósforo y el calcio en los dientes, ayuda la relajación muscular y regula la presión arterial.

Sin embargo, la frambuesa contiene oxalatos el cual al vincularse con el calcio se cristaliza y provoca dolores e inflamación, también inhiben la asimilación de minerales y proteínas en el organismo.

Los oxalatos están presentes en muchas plantas, y en el caso de las frambuesas su cantidad es superior en las variedades negras, por lo que, siempre debemos asegurarnos de no consumirla en exceso, porque puede resultar más dañino que favorable para nuestra salud.

hojas de frambuesa

Hoja de frambuesa

El té de hojas de frambuesa es la manera más común de emplear esta parte de la planta como beneficios para la salud.

Entre sus propiedades se destaca su poder astringente por la gran cantidad de taninos que posee, y aunque en ocasiones no le prestamos mucha atención, es primordial para utilizarla como calmante tanto interna como externamente.

De manera que la hoja del fruto puede ser usada para aliviar la gingivitis mejorando la salud bucal, fundamentalmente las encías, así como calmar los dolores ante quemaduras solares, erupciones cutáneas o eccema.

Por otra parte, el té de hoja de frambuesa ayuda a fortalecer el sistema reproductivo femenino y masculino, además de evitar dolores menstruales, con altas capacidades para regular el ciclo menstrual.

Si una mujer con dificultades para concebir toma esta bebida con regularidad, la misma le ayudará a recuperar el equilibrio hormonal, a fortalecer la pared del útero y los ligamentos que lo rodean, al mismo tiempo que aumenta su fertilidad.

En el caso de los hombres mejora los niveles de testosterona y libera el exceso de estrógenos.

Desde hace muchísimos años, el té de hojas de frambuesas se utilizaba por las parteras solo para facilitar el momento del parto, ya que sus beneficios en este sentido son múltiples, por ejemplo:

  • Disminuye el sangrado postparto
  • Estimula la producción de leche en la madre
  • Reduce el riesgo de padecer depresión postparto
  • Contribuye a la regulación hormonal

Aun así, debe tenga presente que el uso de las hojas de frambuesa debe limitarse durante todo el período de embarazo, no siendo así en el último mes.

Otra de las contraindicaciones de las hojas de frambuesa en este caso es que no es aconsejable su consumo durante la lactancia, ya que no hay estudios hasta la fecha que demuestren que es seguro incluirlas en la dieta.

Tampoco se debe emplear en pacientes con enfermedades como el cáncer de útero, de mamas, ovarios, fibromas uterinos o endometriosis, debido a que este fruto eleva los niveles de estrógeno en el organismo.

Las hojas siempre deben estar completamente secas antes de usarlas, de lo contrario podrían desarrollar algunas toxinas que provocan efectos inoportunos e incómodos como las náuseas.

cultivo de frambuesas

Cultivo de frambuesa

La planta de frambuesa se cultiva en climas templados, necesitan luz solar y un suelo rico e materia orgánica para poder desarrollarse adecuadamente.

El pH recomendado para su óptimo crecimiento es de 6.5, tanto la brotación como la floración de la frambuesa se caracterizan por ser un poco tardías.

En ese sentido la calidad del fruto depende en gran medida de la calidad del cultivo, siempre teniendo en cuenta que la sequía influye en su crecimiento y desarrollo, por lo que será necesario regar las plantas si la escases de la disponibilidad hídrica es prolongada y se encuentra por debajo de los 800 o 900 mm/año.

Igualmente, se debe tener mucha precaución en cuanto a los fuertes vientos ya que los árboles de frambuesa pueden verse dañados e incluso hasta provocar deshidratación y consiguiente marchitamiento.

Otro de los cuidados a tener en cuenta para su plantación es el de evitar a toda costa, realizarla en suelos que hayan sido ocupados anteriormente por cultivos como las berenjenas, las papas, pimientos, tomates y otros pertenecientes a la familia de las solanáceas

Lo ideal es realizar las nuevas plantaciones en suelos libre de malezas, que no hayan sido empleados recientemente para cultivar frutillas o moras para evitar que la posible presencia de nematodes (parásitos de las plantas) las dañe.

Por otro lado, en cuanto a la disposición de la siembra en viveros, esta debe organizarse a una distancia de 1.20 a 1.50 m entre cada hilera y de 0.20 a 0.30 sobre ellas.

Por lo general el cultivo de la frambuesa necesita de algunos sistemas para su adecuado crecimiento, como es el caso de los soportes, empleados principalmente para evitar que la planta tenga un porte curvilíneo, lo que es muy común que suceda debido al peso de sus tallos y frutos.

El frambueso, como se le llama al arbusto llega a medir entre 1.5 y 2.5 m de altura, el mismo florece al segundo año de vida, por tanto, es una planta de ciclo bianual.

Al momento de la cosecha, es necesario tener sumo cuidado para su apropiada conservación ya que son frutos delicados que se deterioran con facilidad.

Los meses para la colecta son entre noviembre y enero de cada año, dejando para una segunda etapa que se extiende de febrero a marzo, pudiendo prolongarse en algunos casos hasta el mes de mayo.

tipos de frambuesas

Tipos de frambuesa

Existen diferentes tipos de frambuesa los cuales se encuentran distribuidos en diferentes regiones del mundo, en algunas con más abundancia que en otras.

Veamos por ejemplo que la frambuesa negra de nombre científico Rubus occidentalis y la frambuesa azul, Rubus leucodermis son típicas de América.

Mientras que la frambuesa amarilla es oriunda de Europa y se adapta con facilidad a zonas húmedas, en inviernos con bajas temperaturas y veranos frescos. La misma a su vez, contiene tres tipos o variedades que son goldie, amber y fallgold.

Con el objetivo de mejorar la producción de las frambuesas se han obtenido algunos ejemplares derivados del cruce de la Rubus idaeus y Rubus occidentalis.

Otros 180 tipos de frambuesas no catalogadas aún, se encuentran en el continente asiático.

cetona de frambuesa

Cetona de frambuesa

Las frambuesas han alcanzado gran popularidad en el mundo actual, entre otras cosas por sus propiedades para proporcionar la pérdida de peso.

Y es cuando las cetonas de frambuesa juegan un papel fundamental, porque facilitan la quema de grasa de una manera más eficiente y rápida que si consumiéramos el fruto propiamente dicho.

Se dice que para obtener efectos similares a los que obtendrá si tomase este producto, es necesario consumir alrededor de unas 90 libras de frambuesa al día.

Las cetonas de frambuesa o Raspberry Ketone, como comúnmente se le conoce, son un nuevo método empleado para la ayuda de la pérdida de peso.

Son consideradas como suplemento dietético que puede reducir el tejido adiposo mediante la eficacia de la hormona que producen, la Adinopectina.

Dicha hormona es capaz de acelerar la quema de grasa, reduciendo los ácidos grasos y la glucosa, además de intervenir en el aumento del metabolismo.

Las Raspberry Ketone fueron aprobadas por la FDA desde el año 1965, aun así, algunos estudios realizados por especialistas no han sido concluyentes en la teoría de que ayuden en la pérdida de peso.

A pesar de que es un compuesto orgánico saludable y sin efectos desfavorables comprobados, se recomienda consultar con un médico antes de su consumo.

Es importante que preste especial atención a que el producto que compre sea auténtico y 100 por ciento puro, producido en un laboratorio fabricado y registrado por la FDA, porque el mercado en la actualidad está lleno de falsas reproducciones que no son seguras.

Para ello compruebe siempre la etiqueta y verifique que las cantidades de extracto de cetona pura son desde 1mg a 4 mg por cada miligramo de frambuesa.

No obstante, recuerde que las cetonas de frambuesa son solo un suplemento que ayudará a alcanzar la meta que desee, pero para obtener verdaderos resultados debe combinarse con una dieta saludable estable y ejercicios regulares.

Así mismo su uso no es recomendado para personas con enfermedades crónicas ni para aquellas que padezcan de hipertensión arterial ya que la norepinefrina que hay en las cetonas pueden aumentar la presión.

En resumen, la frambuesa es un fruto con altos niveles de Fitonutrientes que desempeñan un rol importante en el adecuado funcionamiento del organismo y su consumo moderado nos ayuda a mantener una dieta saludable.

agua de frambuesa

Además, sirve para elaborar infinidades de recetas de postres, salsas, jugos, ensaladas y otras, entre las que encontramos las más populares como:

  • Té de frambuesa
  • Mermelada de frambuesa
  • Pay de frambuesa
  • Vinagreta de frambuesa
  • Licor de frambuesa
  • Cheesecake de frambuesa
  • Pastel de frambuesa
  • Vinagre de frambuesa
  • Mousse de frambuesa
  • Jugo de frambuesa
  • Helado de frambuesa
  • Cupcakes de frambuesa
  • Aderezo de frambuesa
  • Agua de frambuesa
Frambuesa
5 (100%) 1 vote