Saltar al contenido

Maracuyá

octubre 12, 2019
maracuya

El maracuyá es una fruta tropical de forma redondeada que mide de 4 a 10 cm de diámetro conocida también como la fruta de la pasión.

El nombre científico del maracuyá es Passiflora edulissims y también se conoce con los apelativos: granadilla, purchita, purcha, chinola y fruta de la pasión.

Se originó en la región amazónica de Brasil y posteriormente su cultivo se extendió a Australia, Hawai (1923), Colombia (1936), Uganda y Kenia (1950).

En la actualidad hay un aumento de países productores de maracuyá, entre ellos: Venezuela, Perú, Sud- África, Sri Lanka, India, Taiwan, Nueva Guinea, EE.UU y Ecuador.

Pertenece a la familia Passifloraceae al igual que la Curuba (P. Mollisima), la badea (P. Quadrangularis) y la granadilla (P. Ligularis).

El término maracuyá procede del guaraní “mburucuja” que significa “hamaca de dípteros”; quizás en alusión a los insectos que polinizan la planta.

Los nativos de Perú la conocían como Poro p´osqo, que en español significa bolsa-ácida.

Árbol de Maracuyá

arbol maracuya

Es una planta perenne o anual, leñosa, trepadora y de mucho vigor. Sus ramas alcanzan los 20 m de largo.

El tallo es verde, liso y de forma acanalada en la parte superior. Tiene forma circular y consistencia leñosa fundamentalmente en la base. Alcanza los 9 m de altura y tiende a la flexibilidad.

Los zarcillos axilares miden de 0.30 a 0.40 cm, por lo cual superan en largo a las hojas que se enredan en espiral. Además son los que provocan que la planta sea trepadora.

La hoja de maracuyá mide de 7 a 20 cm de largo y son de color verde brillante en el haz y verde opaco en el envés.

Son alternas, con bordes ligeramente dentados y cuentan con 2 nectarios redondos en la base del foliolo.

Además los pecíolos son lisos y en forma de canal en la parte de arriba,  la lámina foliar es palmeada y tiene primordialmente 3 lóbulos.

La flor de maracuyá también se conoce como “flor corona de espina” debido a que en su centro se localizan 3 pistilos verdes con apariencia de clavos de la cruz.

Otro nombre es “flor de la pasión” debido a las creencias religiosas de los colonizadores españoles en Latinoamérica, quienes la consideraban una muestra de la Pasión de Cristo.

Independientemente de la teología, son llamativas por la fragancia que desprenden, su tamaño (5 cm de diámetro) y la combinación de colores.

Las flores son hermafroditas y poseen 5 pétalos blancos, 5 estambres, 3 estigmas y 3 sépalos de color entre verde y blanco.

El androginóforo está muy bien desarrollado. Por axilas aparece una flor única sostenida por tres brácteas verdes que simulan ser hojas.

Además tiene una corona de filamentos bicolor, en la base muestra una tonalidad púrpura y en la medida que alcanza el ápice se torna blanca.

Dichos filamentos actúan como “trampa” para insectos polinizadores. La corteza consta de tres partes: exocarpio, mesocarpio y endocarpio.

El exocarpio es la parte externa de la fruta y es lisa, brillante y se torna roja intensa o amarilla cuando se madura.

El mesocarpio se caracteriza por ser blando, blanco, poroso, con mucha pectina, vulnerable al agua (se reblandece rápido) y con un grosor de 6 mm.

El endocarpio es la envoltura que recubre las semillas y es contentivo de un jugo amarillo opaco o anaranjado, ligeramente ácido, muy aromático y agradable al paladar.

Es precisamente la pulpa la parte comestible del maracuyá fruta.

El fruto contiene semillas negras de 6 a 7 cm de diámetro y entre 6 y 12 cm de longitud. Además, el arilo es carnoso y aromático.

Las raíces son ramificadas, pivotantes y superficiales. Al menos el 90% de ellas se localiza entre los 0.15 y 0.45 m de profundidad.

Tipos de maracuyá

Son varias las especies del género Passiflora que se acogen a la terminología “fruta de la pasión”, se diferencian fundamentalmente por su tamaño, sabor y color.

Entre las especies más destacadas se citan las siguientes:

  • Maracuyá amarillo
  • Maracuyá morado
  • Fruta de la pasión púrpura o granadilla
  • Passiflora ligularis o granadilla dulce
  • Noel especial
  • Badea, Granadilla real o Parcha

Maracuyá amarillo

maracuya amarillo

El nombre científico del maracuyá amarillo es Passiflora edulis var. flavicarpa Degener y el nombre común se debe al color de sus frutos. Es originaria de Australia.

La variedad amarilla es más vigorosa, rústica y rica en provitamina A y minerales que la variedad morada; pero ambos se cultivan en Colombia.

Se adapta bien a zonas bajas, donde su crecimiento y desarrollo son mejores. Alcanza los 90 g de peso.

Contiene un jugo anaranjado de sabor entre ácido y dulce. La planta produce los frutos maduros en un período de 60 a 80 días en dependencia de la temperatura.

Es una planta herbácea con tendencia a trepar por los zarcillos que se localizan en cada nudo.

Maracuyá morado

maracuya morado

El nombre científico del maracuyá morado es Passiflora edulis var. púrpura Sims. Es una variedad adaptada a climas templados.

Su nombre se debe al color de la piel, o sea, es morada. Es más dulce que la variedad amarilla; pero al igual que ésta, su pulpa es de color difuso entre amarillo y anaranjado.

No es la variedad que más gusta, quizás porque algunos de sus compuestos se convierten en cianuro, el cual es mortal para los seres humanos.

Fruta de la pasión púrpura o granadilla

granadilla

Pertenece a la especie Passiflora edulis edulis y es muy reconocida en Europa.

Ofrece unos frutos con forma de huevos, pesan 40 gramos, miden de 4 a 8 cm y son de color púrpura o violeta.

La piel es dura y gruesa y en estado de madurez se torna rugosa.

La pulpa es de color anaranjado o verdoso y contiene unas semillas comestibles. Además es agridulce y de consistencia jugosa y gelatinosa.

Passiflora ligularis o granadilla dulce

Es una variedad con forma de óvalo, que va desde un extremo más ancho hasta otro que termina en punta. Alcanza hasta los 11 cm de largo.

La piel al principio es verde pero después es anaranjada intensa o dorada con diminutos puntos blancos.

La pulpa tiene una tonalidad pálida o grisácea y el sabor es ligeramente ácido.

Noel especial

Variedad que se cultiva en Hawái y que se destaca por el peso del fruto, el cual alcanza hasta los 90 gramos.

La piel es de color amarillo y la pulpa es anaranjada oscura y jugosa.

Badea, Granadilla real o Parcha

El nombre científico es Passiflora quadrangularis. Ofrece unos frutos alargados de 26 cm de longitud. La piel es gruesa y tiene varias protuberancias.

En comparación con las otras especies su sabor es más insípido.

Otros tipos de maracuyá son:

Muico, Quicornac, Kapoho, Brasilera amarilla, Pintado, Peroba, Ouropretano, Hawaiana, Mirim, Redondo, Guazú, Australian Purple, Common Purple, Sevcik, University Round, Pratt, Yee, Iniap 2009, Tropifrutas y Waimanalo.

Además se han hecho híbridos de maracuyá, por ejemplo en Australia se ha desarrollado una  variedad más resistente denominada Redland Triangular.

Propiedades del maracuyá

El maracuyá es antiespasmódico, antiinflamatorio, antioxidante, analgésico, desintoxicante, antibacteriano, vasodilatador, afrodisiaco, diurético y relajante.

Además tiene propiedades digestivas gracias a su contenido de fibras (10.5 g) y pectinas.

Por su contenido de alcaloides (harmano y harmol) tiene propiedades alucinógenas.

También sirve como hipotensor porque contiene un neurotransmisor llamado ácido gamma- aminobutírico.

Cuando el maracuyá aún está verde contiene heterósidos cianogenéticos, los cuales son tóxicos para el organismo; es por esto que se aconseja consumirlo maduro (piel arrugada).

Es una fruta que acapara minerales como el potasio (348 mg), fósforo (68 mg), sodio (28 mg) y magnesio (29 mg).

También forman parte de su valor nutricional vitaminas como la A (700 UI), C (30 mg), E (0.20 mg), B3 (2g) y B9 (29 ug).

La vitamina A previene dificultades en las mucosas, los huesos y en la visión.

La niacina (B3) es importante para estimular la transmisión eléctrica de una neurona a otra; y también para regular el colesterol en la sangre y eliminar toxinas.

El ácido fólico (B9) previene malformaciones fetales e interviene en la formación de los glóbulos rojos que se encargan de transportar el oxígeno a todo el cuerpo.

La fruta posee carbohidratos (23.4 g) que la convierten en un alimento energético. En este sentido su consumo se recomienda a los deportistas.

Se compone de 73 g de agua, 0.7 mg de grasa, 2 g de proteínas y 54 Kcal por cada porción de 100 gramos de fruta.

Beneficios del Maracuyá

beneficios maracuya

El maracuyá es una fruta útil para tratar los dolores musculares, los dolores de cabeza, la ansiedad y la anemia.

Controla la hipertensión arterial y el nivel de colesterol en la sangre, por ende protege al corazón de la ocurrencia de infartos y accidentes cerebro-vasculares (ACV).

Combate el insomnio y el estrés gracias a un aminoácido llamado Triptófano, el cual juega un papel importante en la síntesis de melatonina y serotonina.

Fortalece el sistema inmune. Alivia la tos y las dificultades respiratorias provocadas por el asma; así como combate las gripes y los resfriados.

Ayuda a eliminar el estreñimiento o a prevenirlo gracias a su contenido de fibras, las que además ofrecen un efecto saciante.

Sus propiedades antiespasmódicas son necesarias para tratar los dolores menstruales, así como los espasmos bronquiales y estomacales.

El maracuyá hidrata, protege y aclara la piel debido a su contenido de vitamina A y al aceite que se extrae de sus semillas.

También se recomienda su aplicación en cabellos grasos, pues les brinda brillo, reduce el exceso de grasa y promueve su crecimiento.

La fruta pasionaria es beneficiosa para tratar la arterioesclerosis, la ceguera nocturna, la artritis reumatoide, el glaucoma, la gastritis y las úlceras estomacales.

Con la vitamina C del maracuyá se logra una mayor absorción de hierro, el que a su vez contribuye en la formación del colágeno, el crecimiento de los huesos y la producción de glóbulos rojos.

El maracuyá estimula además la actividad neural y la actividad muscular e interviene en la formación de los dientes.

Activa la restauración celular y en consecuencia previene enfermedades degenerativas (ejemplo: cáncer), envejecimiento prematuro de la piel  y enfermedades cardiovasculares.

Es un afrodisiaco natural, o sea, que estimula el deseo y el placer sexual al provocar un aumento de las hormonas sexuales en el organismo.

Las personas diabéticas pueden incluirlo en la dieta, pues al contener fibras se nivela la cantidad de azúcar en la sangre.

Además la fruta propicia la estabilidad en el sistema circulatorio por el equilibrio de sus componentes sodio- potasio.

Existe una posibilidad de que las personas alérgicas al látex también lo sean al maracuyá debido a que sus proteínas se estructuran de manera similar.

Además si se consumen grandes cantidades de maracuyá (dígase las flores, los frutos y las hojas), pueden producirse alucinaciones. 

Cultivo de maracuyá

plantacion de maracuya

El cultivo de maracuyá se desarrolla bien en climas tropicales y sub–tropicales; y su tiempo de vida es como máximo de 10 años.

Se propaga por tres vías: semillas, esqueje e injerto.

La propagación por semillas es la más empleada y la de menor dificultad. Las plantas que emergen son más fuertes y de vida más prolongada en comparación con la propagación por esquejes.

La propagación por esquejes, a diferencia de la que ocurre por semillas, permite que las plantas obtenidas tengan características idénticas a la planta madre.

Sin embargo, existe el riesgo de que posteriormente las plantas sean incompatibles. Este método es más usado en los cultivos de maracuyá dulce.

La propagación por injerto es la que menos se usa comercialmente por su alto costo; pero de utilizarse se realiza fundamentalmente el injerto de cuña.

¿Cómo sembrar maracuyá?

Si la siembra se hace por semillas, lo primero es plantar grupos de 3 o 4 semillas por cada envase.

Al cabo de los 20 días las semillas germinan y deben trasplantarse de manera que quede un solo brote por envase. Aquí se aprovecha para eliminar hojas y raíces en mal estado.

Al alcanzar aproximadamente los 80 días se trasplanta para el lugar final, es decir, a un huerto o al patio de la casa.

El hueco donde se van a plantar las germinaciones de maracuyá, ha de ser de 30 cm de diámetro y estar previamente fertilizado.

El maracuyá se debe cultivar en suelos preferentemente francos, con pH entre 5.5 y 7 y sin problemas de salinidad. Además deben drenar bien, ser profundos y fértiles.

También admite suelos arenosos y arcillosos, con profundidad mínima de 60 cm y pH hasta 8.0.

Las características del suelo van a ser muy determinantes en el peso y el tamaño del fruto. Además van a evitar la aparición de enfermedades como la fusariosis y la pudrición del cuello de la raíz.

El cultivo de maracuyá es mucho mejor cuando los rangos de temperatura están entre los 230 C y 250 C; sin embargo este rango se puede ampliar de 210 hasta los 350 C.

No se aconseja someter el cultivo a más de 350 C porque el crecimiento se acelera, pero la producción decae porque los estigmas se deshidratan e impiden la fecundación de los ovarios.

En cuanto a la altitud las cifras más pertinentes son entre los 300 y 900 msnm y con humedad relativa de 60%.

Las precipitaciones anuales que requiere son de 800 a 1750 mm y cada mes como mínimo deben ser de 80 mm.

Tanto los períodos prolongados de sequía como los períodos de intensas lluvias atentan contra la calidad del cultivo, ya sea por la caída de las hojas, la aparición de enfermedades fungosas, etc.

¿Cuándo florece el maracuyá?

La floración se inicia al quinto mes luego de haberse trasplantado y durante el invierno se repite en forma cíclica.

Para que la floración ocurra es importante que la planta reciba luz al menos 11 horas diarias.

En el caso de la variedad de maracuyá amarillo, las flores abren sólo entre las 13: 00 h y las 18:00 h y se cierran durante toda la noche.

La polinización del maracuyá es cruzada y autocompatible, es decir:

Se realiza a través del viento o por la visita de insectos como la abeja carpintera o abejorro (Xilocopa sp.), la abeja melífera o común (Appis sp.) y la avispa negra (Polystes sp.).

La fecundación ocurre luego de las 4 h de la polinización.

Al cabo de los 18 días el tamaño del fruto se asemeja al tamaño definitivo y entre los 50 y 60 días alcanza su tamaño comercial.

Por otra parte se recomienda que en terrenos planos, se siembre sobre camas  o camellones altos para evitar el encharcamiento de las raíces.

¿Cuándo y cómo fertilizar la planta de maracuyá?

El aporte de nutrientes en el suelo es relevante para lograr la productividad, la calidad de los frutos y la rentabilidad deseados.

En este sentido se aconseja la fertilización edáfica cada 30 o 60 días en cantidades que estén en correspondencia con los resultados del análisis del suelo o foliar.

Para el primer año del ciclo productivo se aconseja aplicar los siguientes nutrientes:

  • Nitrógeno 160 Kg- Fósforo 15 Kg
  • Potasio 140 Kg- Calcio 115 Kg
  • Magnesio 10 Kg- Azufre 20 Kg
  • Boro 230 g- Cobre 150 g
  • Hierro 600 g- Manganeso 220
  • Zinc 200 g

Al inicio del cultivo se aplica abono orgánico y en la medida que se avanza se agregan abonos ricos en fósforo y en potasio.

El nitrógeno y el potasio se aplican previos a la nueva brotación en la cosecha y el fósforo se aplica durante el trasplante.

Por otra parte, entre las labores  que se realizan están: el deschuponado (que se realiza manualmente) y la poda (que no es la más recomendada para este tipo de cultivo).

El deschuponado consiste en eliminar los brotes laterales que emergen del tallo principal, de esta manera se trabaja con un solo tallo que supera los 2 m de altura de los tutores.

Además se logra que los frutos sean de mayor calidad y se reduce el área fotosintética dentro del lote.

La poda se realiza excepcionalmente en si se necesita reducir el peso total del sistema de soporte utilizado o en su lugar eliminar el material vegetal sobre el soporte.

Así como si se requiere facilitar la aspersión para de esta forma tener un mayor control sobre las plagas y enfermedades, o para remover aquellas partes de la planta obstaculizan el cultivo al crecer muy cerca del suelo.

¿Cuándo regar el cultivo de maracuyá?

En cuanto al riego, éste puede ser por aspersión o por gravedad. La frecuencia es cada 8 o 12 días y debe asegurar una lámina de agua de 80 a 100 mm mensuales.

Por otro lado, es importante hacer caminos en la plantación que posibiliten la circulación de la maquinaria  y de la mano de obra.

En consecuencia para la maquinaria, se necesitan caminos de 4 m de ancho y distanciados cada 10 o 20 hileras; y para la mano de obra, de 15 m de ancho y distanciados entre 50 y 100 m.

El camino periférico o estratégico debe tener 6 m de ancho y un distanciamiento de 60 a 90 metros.

Por otra parte, los frutos se maduran a finales del verano y principio del otoño. La recolección se realiza entre los 6 y 14 meses del trasplante.

Se sabe que están maduros cuando se desprenden naturalmente de la planta. Una vez en el suelo pierden peso rápidamente.

Se cosecha manualmente y es perfecto realizarla durante los períodos lluvioso, así se evitará que los frutos se quemen por la incidencia de los rayos solares.

Se recomienda usar sacos de fique o fibra para que los recolectores se desplacen con mayor facilidad dentro de la plantación.

Plagas y enfermedades que afectan a la planta de maracuyá

En cuanto a las plagas que afectan el cultivo de maracuyá se destacan la Tetranychus Sp., o Araña roja; y la Anastrepha Sp., o Mosca de la fruta. Otras son:

Diabrotica Sp., comúnmente conocida como Crisomélidos y ataca a las plantas jóvenes.

Agraulis Sp., son los llamados Gusanos cosecheros y se alimentan de las hojas.

Leptoglossus Sp., o Chinche patón, provoca la caída prematura de los frutos.

DasiopsSp., habitualmente se conoce como Mosca del mesocarpio y causa la caída de los botones florales.

Entre las enfermedades que atacan el cultivo se destacan las siguientes:

Marchitamiento o pudrición seca del cuello de la raíz (Fusarium oxysporum F passiflorae), empieza atacando las raíces, las hojas, hasta provocar el marchitamiento total de la planta.

Mancha parda (Alternarla passiflorae), daña el follaje, los frutos y las hojas.

Roña o costra (Cladosporiun herbarum), ataca los frutos de diferentes tamaños, dejándoles lesiones de color pardo.

 Usos y conservación de la fruta de maracuyá

La fruta del maracuyá tiene uso gastronómico y se consume tanto natural como industrializado.

De ella se elaboran jaleas, helados, dulces cristalizados, refrescos, cremas alimenticias, licores, concentrados y néctares.

Además, en Brasil su cáscara se aprovecha para preparar porciones de alimentos de ganado bovino.

Las semillas también son aprovechables porque de ellas se extrae de 20 a 25% de aceite útil para preparar barnices, tintas y aceites corporales.

El aceite de maracuyá cuando pasa por un proceso de refinamiento también puede emplearse como alimento, pues contiene 10% de proteínas.

Conservación de maracuyá

Uno de los métodos de conservación del maracuyá es la congelación, pero existe otro que mantiene el buen estado del fruto sólo por una semana.

Lo primero que se debe tener en cuenta es la compra, se deben elegir maracuyás con la piel lisa y con ausencia de manchas provocadas por plagas o enfermedades.

En la casa se dejan a temperatura ambiente para que maduren, el indicador es cuando se arrugan. Una vez así se introducen en el refrigerador. ¡Listo!

Cómo congelar maracuyá

El maracuyá es una fruta que suele madurar de un solo golpe y si usted es de los que las siembra en el patio de la casa, congelarlas es una opción para no desaprovechar la gran producción.

Este método de congelación permite conservar el maracuyá por 6 meses y una vez que se descongelen se utilizan de la misma forma que si fuera el maracuyá fresco.

Los pasos a seguir son los siguientes:

Cortar el maracuyá a la mitad (la cantidad que se desee). Luego con ayuda de una cuchara sopera trasvasar la pulpa de cada mitad, para un recipiente.

Ahora se coloca la pulpa de forma separada en unas bandejas de cubitos de hielo y se introducen en el congelador.

Cuando la pulpa de maracuyá esté congelada en los cubitos, entonces se trasvasa para una bolsa de plástico y se vuelve a poner en el congelador.

Otras Frutas: