Saltar al contenido
Frutas y Verduras

Apio

julio 18, 2018
apio

El apio es una verdura muy nutritiva con numerosos beneficios medicinales, uno de los alimentos imprescindibles en una dieta saludable y equilibrada.

Esta planta tiene su origen en la zona mediterránea y es un condimento ideal para acompañar ensaladas o sopas.

El nombre científico del apio es Apium graveolens, aparece como una especie vegetal dentro de la familia de las Apiáceas, años atrás nombradas umbelíferas.

Con este fin se utiliza el método de blanqueo de los tallos en el cultivo, lo cual transforma el ácido en un sabor más dulce y un aroma especial.

Raíz de apio

raiz de apio

Algunas bibliografías refieren que la raíz de apio se remonta al siglo VII a.c expandiéndose como apio silvestre.

La primera década del siglo XVII marcó su aparición en la cocina moderna. Debido a la importancia que le confieren los chefs franceses para la elaboración de sus platos, se ha vuelto distintiva con respecto al resto de las verduras de raíz por su uso en la combinación con otros alimentos.

En los Estados Unidos se encuentran los mayores productores y comercializadores de Apio del mercado mundial: California, que ocupa el primer lugar, seguido de Michigan.

Esta es una de las verduras que más dificultad presenta para cultivarse, sin embargo, se siembra mediante semillas todo el año si el clima es adecuado y si se tienen en cuenta las condiciones necesarias para su cultivo.

El requerimiento esencial para almacenar su raíz es a temperatura de aproximadamente de 32 grados F a 36 grados F.

De esta manera se almacena hasta siete semanas. aunque los tallos interiores pueden desarrollarse más cuando las temperaturas son superiores a los 32 grados F.

Su raíz o apio nabo, como también la llaman, es rica en vitaminas y minerales.

Contiene riboflavina, calcio, vitamina B6, magnesio, fósforo, vitaminas A, C y K, además de fibra dietética.

También es una extraordinaria fuente de potasio, sus niveles de colesterol y grasas saturadas, son bajos.

La mejor manera para aprovechar sus nutrientes es consumiendo su raíz cruda y sin aliños y para acentuar su sabor cuécelo al vapor.

Entre sus beneficios se destaca su contribución para mantener el sistema digestivo en buen estado.

Así mismo combate el estreñimiento y las hemorroides, reduce el riesgo de padecer cáncer de colon y fortalece el sistema inmune.

Gracias a su alto contenido en vitamina C disminuye los niveles de radicales libres resultantes del metabolismo celular, reduce el riesgo de sufrir ataques cardíacos y obstrucción de las arterias.

El consumo de la raíz se recomienda para las personas que regularmente practican ejercicio físico, dado a la cantidad de energía que aporta.

Las hojas

Lo más significativo de sus hojas no está precisamente en su cualidad decorativa en la culinaria, sino en los beneficios que reportan a la salud.

Alivian el estreñimiento, es un complemento indispensable en las dietas para adelgazar, lo que es posible gracias a que está compuesto en un 95 % por agua.

Además, solo tienen 16 calorías por cada 100 gramos, favorecen la digestión, ayudan en el proceso de cicatrización, limpian la sangre.

Es una verdura antioxidante con altas propiedades diuréticas debido su contenido de potasio.

El tallo del apio

tallos de apio

Sus tallos se distinguen por su textura crujiente, fibrosa y tierna, que también biendan cuantiosos beneficios.

Por ejemplo, reducen los niveles de colesterol en sangre, alivian la inflamación y la osteoartritis.

Trata el asma, cura el insomnio y controla la proliferación de células cancerígenas.

Propiedades del apio

Su consumo regular aporta gran cantidad de nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

El alto contenido de vitamina K que posee permite que la sangre coagule adecuadamente.

Una sola taza de este vegetal es equivalente al 30 % de la vitamina K que requiere el organismo.

Se recomienda como tranquilizante debido a que contiene un fitoquímico llamado ftálida.

Los flavonoides presentes entre sus componentes cuidan y fortifican las articulaciones y el tejido conjuntivo.

Incita la secreción de saliva y jugos gástricos, por lo que resulta ideal para las personas de digestiones lentas o inapetentes.

Su contenido en polisacáridos a base de pectinas, favorece el revestimiento del estómago y reduce el riesgo de padecer úlceras.

Esta hortaliza es rica en un tipo de sales buenas que protegen el ph del organismo.

Cuenta con excelentes dosis de androstenona y androstenol, dos feromonas masculinas que hacen más atractivos a los hombres.

Trata dolencias como vitíligo, gota, reumatismo o psoriasis y contribuye a combatir los cálculos en los riñones.

Es un alimento saciante por excelencia, acaba con esos deseos constantes de ingerir más calorías de las recomendadas.

Tiene propiedades antibacteriana y antiviral, por lo que trata infecciones gastrointestinales.

Gracias a su acción depurativa, permite eliminar las toxinas que acumula y el organismo y que impiden su buen funcionamiento.

Regula los niveles altos de triglicéridos y colesterol.

Nutre la piel, el cabello y la vista gracias a los nutrientes que aporta.

Su contenido de vitamina A protege y agudiza la visión, previene el estreñimiento porque es rico en fibras.

Elimina la acidez estomacal, favorece la excitación y beneficia el desempeño sexual, además disminuye el colesterol malo.

El limoneno, selineno y asparagina son aceites esenciales extraídos del tallo, las semillas y en menor cuantía de las hojas, convirtiéndolo en en un alimento diurético y depurativo.

Favorece el tránsito intestinal al controlar los líquidos del cuerpo y reduce la inflamación que provocan.

Estabiliza los procesos metabólicos del cuerpo, lo que contribuye a eliminar el exceso de grasa del cuerpo.

Por tanto, es uno de los alimentos más recomendados para consumir en una dieta saludable y para adelgazar.

Algunas de las formas más comunes utilizadas para bajar de peso es ingerir apio en ayunas ya sea crudo o bebiendo el té que con el podemos preparar.

Así mismo resulta eficaz para desintoxicar el organismo y quemar grasa mediante el consumo de la sopa de apio o el licuado con piña, dos opciones muy nutritivas y bajas en calorías.

¿ Para que sirve el Apio como Planta Medicinal ?

Además de todas sus propiedades que hemos mencionado, también es útil como remedio casero para tratar diversas afecciones.

Se utilizar para aliviar la gripe mezclado con jengibre, una excelente fórmula para para conservar en buen estado los pulmones.

Su loción es usada para eliminar la caspa, se elabora de forma casera para proteger y darle vida a el cabello.

Su zumo con manzana es una receta deliciosa, efectiva y sencilla para eliminar las toxinas del organismo.

Es importante que conozcas que en ocasiones su consumo provoca el efecto adverso, aunque los perjuicios son leves y en dos horas desaparecen.

Cuando consumes grandes cantidades aumenta la diuresis, producto a sus niveles altos de potasio y este resultado es perjudicial sobre todo en personas hipertensas.

Para contrarrestar estos efectos desfavorables equilibrara la dieta e incorpora otros alimentos como plátanos, patatas y boniatos para recuperar las cantidades necesarias de agua y potasio.

En algunas personas el roce con el jugo de la planta produce dermatitis.

No es aconsejable tomar sol de manera prolongada después de preparar alimentos con él, sobre todo las personas con hipersensibilidad porque puede producir enrojecimiento de la piel o dermatitis.

Si tienes alergia a esta verdura evítatela a toda costa y aumenta las precauciones cuando aparece combinada con manzanas, sandía, zanahoria y pepino porque puede agudizarse el proceso de intoxicación.

Alertas las embarazadas, durante el proceso de gestación está contraindicado su consumo las sustancias uterotónicas y emenagogas que contiene.

En caso de padecer el síndrome del intestino o colon irritable consume solo ¼ del tallo.

Además, contiene furanocumarinas que producen riesgo de hemorragia, por lo que no debe consumirse en exceso ni combinarse con plantas o medicamentos anticoagulantes como la aspirina (ácido acetilsalicílico).

Cultivo

cultivo del apio

La cultura de usar este vegetal como medicamento natural es milenaria. Los egipcios, romanos y griegos aprovecharon todos los beneficios que brinda como depurador de la sangre y desintoxicador del organismo teniendo en cuenta sus altos niveles de vitaminas, minerales y bioflavonoides.

Hay referencias de su efectividad como diurético, utilizado por Hipócrates en el siglo V a.c y los chinos lo empleaban para sanar diversas dolencias.

Su mayor auge lo alcanzó en Europa durante la Edad Media.

Se cultiva en la mayoría de las regiones templadas del mundo, porque son muchas las personas que descubren a diario sus propiedades terapéuticas y nutricionales.

En España el apio de rama es el más visto, del que aparecen dos variedades:

  • El apio verde, que requiere del método de blanqueo para lograr obtener pencas blancas en invernadero.
  • Y el apio blanco amarillo, el más difícil de cultivar y a la vez la variedad más codiciada.

Siembra

Exige un clima templado para su siembra, por lo que si tienes un huerto en casa y deseas cultivarlo debes aprovechar la primavera y trasplantar las semillas al inicio del verano.

Transcurren alrededor de 4 meses desde que se siembra hasta que se cosecha.

Las semillas del apio deben sembrarse en bandejas, en hileras que deben guardar una separación de 30 centímetros.

Si en lugar de semillas, se escogen pimpollos nuevos o estacas, el trasplante debe realizarse con un margen entre plantas de 30 centímetros para lograr un desarrollo óptimo.

El tipo de suelo a escoger para sembrar el apio debe ser fértil, profundo y bastante húmedo.

Es importante evitar el exceso de agua y de esta manera impedir que aparezcan charcos o barros que conllevarían a la putrefacción de la raíz de la planta.

Añade compost maduro o estiércol en el lugar donde se decida plantar para que brinde los nutrientes y minerales requeridos.

Así mismo es aconsejable combinar su siembra con la de lechuga y rábano, ya que estas verduras se cultivan muy bien juntas.

A inicios de su etapa de desarrollo se recomienda que el riego sea abundante y regular con el objetivo de lograr un crecimiento continuo de la planta.

Se debe evitar por todos los medios que se seque la tierra, la cantidad de agua durante el riego la determina también la estación del año en la que nos encontremos.

En verano, por citar un ejemplo, el riego será más sistemático que en primavera.

Como la mayoría de las plantaciones, esta es también es afectada por plagas y enfermedades.

Daños que evitan en gran medida su desarrollo normal y calidad de la cosecha.

Plagas y Enfermedades

Las plagas más comunes son:

  • Rosquilla negra, invade los limbos foliares del tallo; estas orugas negruzcas en forma de espiral, atacan de noche o en días nublados.
  • Septoriosis, enfermedad producida por hongos, que se distingue por puntos negros y manchas de color marrón en la planta. Estos puntos negros o esporas conllevan a secar la planta.
  • Mildiu, son hongos que aprovechan el exceso de humedad para reproducirse, se distinguen por ocasionar manchas blancas, amarillas y grises que llegan a podrir la parte contaminada de la planta. Para combatirlos basta con eliminar la planta dañada.
  • Pulgones, este insecto arrasa con la planta y la contamina con otras enfermedades. Se alimenta de las hojas y los tallos tiernos del apio. Para prevenir los efectos nocivos de esta plaga, se recomienda sembrar albahaca en los alrededores de la planta de apio.
  • Mosca del apio, aparecen generalmente en primavera y verano. Ponen los huevos en las hojas y sus larvas se alimentan de ellas.
  • Gusanos grises, atacan durante la noche, sobre todo en primavera, por eso se recomienda extremar las medidas cuando se siembre en esta estación del año.  Consume las hojas de la planta.

Existen otras plagas y enfermedades que causan daños como la Cercosporiosis, Nematodos, Virosis y la Araña roja.

Cosecha

Su consumo ideal es mientras aún está fresco, para ello es preciso recolectar las semillas durante un periodo de 7 a 8 meses y desenterrarlas teniendo en cuenta la necesidad que se tenga.

Para lograr una cosecha de calidad es imprescindible:

  • Según crece la planta es aconsejable sujetar los tallos y protegerlos con una bolsa de papel, de manera que los rayos del sol sean lo menos directos y dañinos posible y evitar así que se vuelva verde y ácido.
  • Abonar la planta con estiércol u otro fertilizante rico en potasio y nitrógeno.
  • Desyerbar principalmente a inicios de la vegetación para contribuir al normal crecimiento de la planta y evitar que la azoten de plagas y enfermedades.

Apio navo

Esta nutritiva raíz tiene una apariencia redondeada, de color carmelita, posee ramas y hojas emergen de ella.

Es recomendable despojarla de hojas y ramas, refrigerarla para conservarla en mejor estado y luego consumirla.

Existen diversas recetas en las que podemos añadirla, como a una fresca ensalada.

Cortadas en pequeños trozos o rayadas son un aditivo excelente para complementar otros platillos sobre todo a los elaborados con curry, sopas, estofados y guisos.

Igualmente se puede cocer y consumir en forma de puré junto a otros ingredientes de tu preferencia.

Imágenes de Apio

Apio
5 (100%) 2 votes