Saltar al contenido

Dátil

julio 11, 2021
datil

El dátil es un fruto que proviene de una especie de palmera identificada popularmente como palmera datilera.

En realidad, esta especie es conocida en el mundo científico como Phoenix dactylifera y es oriunda del Medio Oriente.

Actualmente, los países que se encuentran a la vanguardia en la producción de dátiles son Irán e Irak, aunque en los últimos tiempos California ha logrado altas cifras en la producción de este fruto.

Características del DÁTIL

Los dátiles se caracterizan por ser de pequeño tamaño, por lo general no sobrepasa los 4 cm de longitud. Tiene forma elíptica y color pardo.

Su sabor es sumamente dulce y poseen una textura firme pero un poco pegajosa. A diferencia de otros frutos secos como los orejones y las pasas, tienen la particularidad de madurar y secarse estando aun en el árbol.

Desde tiempos remotos, los dátiles han sido catalogados como un alimento de alta calidad, esto se debe a los innumerables beneficios y propiedades que ofrecen para la salud.

Síguenos hasta el final de este artículo y tendrás a la mano todos los elementos necesarios para incluirlo en tu dieta de la manera más adecuada y aprovechar todas las bondades que tiene para ofrecer.

Propiedades de los dátiles

propiedades de los datiles

Los dátiles han sido incluidos en el grupo de los súper alimentos. Esto se debe a los importantes aportes nutricionales con contiene.

Es considerada una fruta altamente proteica y en la cual encontramos vitaminas del tipo A, C, E, K, B1, B2, B3, B5 y B6.

Además, contiene minerales como calcio, hierro, magnesio, fosforo, potasio, sodio, zinc y manganeso.

Todo esto le concede a los dátiles propiedades antibacteriana, antiinflamatorias, antioxidantes y otras.

Tipos de dátil

tipos de datil

Existen varios tipos de dátiles. Estos se clasifican atendiendo a su textura, sabor, consistencia, tiempo que demoran en madurar y otros elementos que los diferencian entre sí.

Entre los tipos de dátiles más producidos y consumidos se destacan:

  • Dátil Medjool: Es una de las variedades de mayor tamaño. Tiene un sabor dulce y su carne es suave y jugosa. Se emplea mucho en la elaboración de dulces y pastas para endulzar preparaciones de forma saludable. Antiguamente en Marruecos, esta especie era consumida únicamente por la realeza.
  • Dátil Halawy: Es pequeño y tiene una piel sumamente delicada. ya madurado el fruto su sabor es intensamente dulce y jugoso.
  • Dátil Khadrawy: Muchos lo comparan con la miel debido a su dulce sabor. Es una variedad también muy jugosa y suave. No obstante, cuando está bien maduro, se torna de coloración oscura y el fruto se seca un poco.
  • Dátil Barhi: Esta variedad es de las que se consumen mejor antes de que el fruto llegue al punto máximo de maduración. Por ello es mejor recolectarlos y consumirlos cuando la piel es aun de color amarillenta. Es un poco menos dulce que otras variedades.
  • Dátil Zahidi: Tiene apariencia y olor a fruto seco. Es menos dulce que otras variedades. Por eso se ha empleado más en forma de complemento para ensaladas y otras elaboraciones.
  • Dátil Mozafati: Es oriundo de Irán.  Tiene un color tan oscuro que a simple vista parece negro. Una de sus particularidades es su elevada capacidad de conservación, algunos aseguran que puede llegar a los dos años sin perder ninguna de sus propiedades nutricionales.
  • Dátil Deglet Noor: Se le conoce como el dátil de la luz debido a su piel brillante y traslucida. Tiene una carne muy firme y su sabor es poco dulce y un tanto seco. Sin embargo, es la variedad más comercializada a nivel internacional.

Beneficios de los dátiles para la salud

beneficios de los datiles para la salud

Los dátiles han sido incluidos en la categoría de súper alimentos teniendo en cuenta la cantidad de nutrientes presentes en su composición y los innumerables beneficios que tienen para ofrecer.

En primer lugar, son un fruto con elevado contenido en azucares y minerales como el potasio, lo cual favorece la recuperación muscular.

Esta propiedad, de conjunto a su aporte nutricional, lo convierte en un alimento recomendado para deportistas y personas que realizan prácticas de resistencia.

De hecho, en la cultura árabe, estos frutos son los que inician el consumo de alimentos cuando el sol se acaba de poner durante el tiempo que dura el Ramadán, ya que de este modo reciben los nutrientes necesarios para un adecuado funcionamiento del organismo, y comienzan el siguiente día llenos de vigor y energía.

Al ser ricos en fibra, se vuelven un gran aliado del sistema digestivo, ya que su consumo favorece el tránsito intestinal evitando malestares como constipación, estreñimiento y otros padecimientos.

Además, al ser un alimento con tantos nutrientes de alta calidad, se considera oportuno incluir en la dieta de los niños y personas en etapas de riesgo, ya que favorece el crecimiento y desarrollo adecuado de músculos y huesos al mismo tiempo que evita la aparición de padecimientos como la anemia y otras deficiencias nutricionales.

También constituyen un alimento rico en antioxidantes, lo que permite la protección de virus, enfermedades y del estrés oxidativo.

Además, se consideran oportuno para las personas que padecen estrés mantenido y ansiedad, ya que es un gran aliado del sistema nervioso.

Sus propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas lo convierten en un gran aliado de las personas con enfermedades infecciosas.

Algunos estudios han demostrado además que el consumo regular de dátiles se asocia con una disminución de varios tipos de hongos.

A pesar de tener un sabor dulce bien acentuado, no contienen azúcar. Esto los hace aptos para personas diabéticas.

Además, atendiendo a esta cualidad, los dátiles han sido utilizados para la elaboración de edulcorantes naturales. Por eso, constituyen la fuente de dulzor más frecuente en personas que realizan dietas veganas.

Otros resultados científicos han mostrado que el consumo regular de este súper alimento logro disminuir el índice de masa corporal y de colesterol malo LDL.

Su elevado aporte en ácido pantoténico hace posible la conversión de las grasas en hidratos de carbono, de ahí que puedan ser altos portadores de energía.

Estos ácidos también contribuyen a que nos sintamos más serenos, tranquilos y relajados, por lo que se recomienda a las personas que están sometidas a mucho estrés y presión.

Esta propiedad lo convierte en un alimento especial para incluir en la dieta de estudiantes y trabajadores que requieren alta concentración en su desempeño, ya que favorecen la capacidad de atención sostenida y la agilidad mental.

Algunos estudios sugieren que este diminuto alimento tiene entre sus propiedades la facultad de dilatar el útero durante el momento del parto. Para ello, deben incluirse los dátiles en la dieta de las embarazadas durante el último periodo de la gestación.

Esta propiedad de conjunto con la cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales que poseen, lo convierten en un aliado de las mujeres embarazadas.

Su elevado contenido en minerales como el calcio y el magnesio, contribuyen al fortalecimiento de los dientes.

Su aporte en vitamina A lo convierten en un gran compañero de la visión previniendo y tratando padecimientos como la ceguera nocturna.

Al ser ricos en fibra y en azucares saludables, contribuyen a mantener la sensación de saciedad, por lo que puede ser incluido en la dieta para perder peso y evitar las comidas a deshora.

Su consumo regular se relaciona con una disminución en la probabilidad de ocurrencia de accidente cerebro vascular.

En este sentido su consumo se ha vinculado a un favorecimiento de los procesos cognitivos en general, beneficiando la atención y la memoria.

Debido a sus propiedades nutricionales y la cantidad de antioxidantes que contienen, han sido empleados para contribuir en el tratamiento de gripes y resfriados.

Para aprovechar estos beneficios se recomienda consumir hervidos en leche con una proporción de aproximadamente 100 g por ½ L de leche.

Su elevada concentración de potasio es capaz de contrarrestar el sodio y prevenir la retención de líquidos.

De igual modo se aconseja su consumo en pacientes que padecen enfermedades como gota o artritis debido a sus propiedades antiinflamatorias.

¿Como consumir dátiles?

como consumir datiles

Los dátiles contienen una gran cantidad de nutrientes que favorecen la salud y el bienestar del organismo.

Sin embargo, también es considerado un fruto altamente calórico, de ahí que su consumo diario este restringido a solo unos 4 o 5 dátiles al día.

Una de sus ventajas es su gran versatilidad, ya que en la cocina, van bien con casi todo tipo de elaboraciones y platillos.

Su inclusión en la dieta es sencilla, fácil y muy variada, puede ajustarse a las necesidades y preferencias de cada persona.

En este sentido, pueden consumirse tanto frescos como ya secos. Es común que se agreguen a ensaladas, jugos, postres, atoles de avena y otros cereales, batidos, helados y yogures.

Hay quienes le retiran el hueso y los preparan rellenos de diferentes opciones: con queso, con almendras, nueces, etc.

Puedes también emplearlos para hacer un sirope o una especie de puré que te será muy útil para endulzar postres y otras elaboraciones de forma natural y saludable.

Para ello, basta con que le retires el hueso y los pongas a remojar unos 20 o 30 minutos en agua caliente. Pasado este tiempo, trituras bien en la licuadora o el procesador de alimentos hasta obtener una textura cremosa y homogénea.

Si quieres hacer el sirope más o menos espeso, solo modifica la cantidad de agua según tus necesidades y expectativas.

Otra forma muy usual de consumirlos, es remojándolos en agua durante toda la noche y a la mañana siguiente consumirlos conjuntamente con el agua en la que reposaron.

A pesar de su sabor dulce, los dátiles también han sido usados en la gastronomía para la elaboración de un gran número de platillos salados.

En este sentido puedes agregarlos a bocadillos, usarlos para rellenos de carnes, adicionarlos como complementos de ensaladas e incluso acompañarlos con huevos, Bacon y patatas.

Contraindicaciones de los dátiles

contraindicaciones de los datiles

A pesar de la cantidad de beneficios que tienen los dátiles para ofrecer a la salud, es importante que conozcas aquellas situaciones muy específicas o condiciones de salud en las que su consumo no está recomendado.

En primer lugar, no deben consumir dátiles las personas que presentan caries dentales, ya que el contenido de azúcar que poseen de conjunto con la textura pegajosa que termina adherida a los dientes, pueden ser un enemigo mortal para el mantenimiento de la salud bucal.

Las personas con algún padecimiento renal, deben consultar antes con el especialista, ya que el consumo de dátiles implica gran cantidad de potasio y por lo general las personas con este tipo de trastornos deben mantener una dieta baja en este mineral.

De igual modo las personas que sufren crisis de migraña deben evitar el consumo de dátiles debido a la tiramina presente en su composición, ya que esta sustancia puede causar un efecto vasoconstrictor y favorecer las crisis de migrañas.

Cultivo de los dátiles

cultivo de los datiles

El cultivo de la planta datilera es mayormente recomendable para climas cálidos y zonas áridas y semiáridas.

Mientras más largos y calorosos son los veranos, mayores probabilidades de productividad de esta planta tendrás garantizadas.

Otras exigencias climáticas que requieren son una humedad relativa baja y escasas precipitaciones.

Sin embargo, la planta ha demostrado ser capaz de soportar bajas temperaturas de hasta -5 grados Celsius siempre que se mantengan quietas y no sea por periodos muy duraderos.

Aunque se desarrolla mejor en suelos arenosos, es posible su cultivo en casi cualquier tipo de suelos.

El riego no debe ser tan frecuente, a no ser que se encuentre ubicada en un clima muy cálido.

El cultivo de los dátiles propiamente dicho se puede llevar a cabo mediante semillas o por hijuelos.

La plantación mediante semillas es un proceso que puede llegar a ser complejo cuando se hacen en grandes cantidades, ya que requieren un esmerado tratamiento con fungicidas e insecticidas para mantenerlas sanas y libres de hongos y bacterias.

No obstante la buena noticia en este sentido es que casi todas las semillas garantizan la germinación, por lo que al plantarlas, estarás casi seguro de obtener la planta datilera que deseas.

Una de las vías más aconsejada es la plantación por hijuelos, ya que de este modo se asegura que los dátiles que se obtendrán serán de la misma variedad de la planta madre y la nueva planta podrá producir frutos en solo 3 o 4 años.

Para la plantación por hijuelos estos deben ser obtenidos de la planta durante los primeros 10 o 15 años.

Deben ser tomados con la garantía de tener una gran cantidad de rizomas y que tengan entre 20 – 25 cm de diámetro como mínimo.

Una tercera alternativa para la siembra de dátiles es mediante la propagación in vitro. Con esta opción, se garantizan plantas saludables y protegidas de virus, plagas y enfermedades.

Además, el proceso es más económico y fácil. También se logra un 100 % de plantas hembras que estarán produciendo frutos de la misma variedad con prontitud.

Para llevar a cabo el cultivo, debes esperar entre la primavera y mediados de verano, ya que la plantación no se recomienda sea hecha en periodos de invierno muy agresivo.

Si vas a plantar con hijuelos, asegúrate que los agujeros que realices tengan el diámetro y la profundidad suficientes para que no se dañe el sistema radicular de la planta.

Para determinar la profundidad de la siembra te puedes guiar por la misma en la que estuvieron plantados anteriormente, solo puedes introducirlos un poco más, pero nunca dejar parte de la base del tronco que estuvo bajo tierra en la superficie.

Una vez introducidos en los agujeros, cúbrelos bien y afirma el suelo que queda en el alrededor del cepellón, riega hasta asegurarte que todo el suelo está bien humedecido.

Para hacer el proceso de poda, debes esperar casi un año, ya que lo debes hacer cuando la planta ya se considere adulta. No obstante, asegúrate de esperar el final de la temporada de invierno pues es el mejor momento de llevarla a cabo.

La poda estará dirigida mayormente a eliminar hojas secas y dejar todas aquellas ramas verdes que están bien conservadas.

Llegado el tiempo de la polinización, debes hacer un aclareo, este se lleva a cabo para garantizar un mayor tamaño y calidad en los frutos.

Este paso debes hacerlo eliminando aproximadamente la mitad de las varas o ramas que han crecido en la espada.

Si ya conoces estas exigencias y aun así te decides a tener una planta datilera en tu jardín a partir del empleo de semillas, solo debes seguir los consejos y pasos que se describen a continuación:

  1. Consigue una maceta pequeña y asegúrate de agregarle suficiente sustrato.
  2. Humedécelo bien de modo que notes que esta empapado.
  3. Toma las semillas de dátiles y revisa que estén sanas. Para evitar estropear este paso, puedes usar dátiles y eliminar la masa y lavar bien las semillas justo en el momento antes de su utilización para el cultivo.
  4. Coloca al menos dos semillas y cúbrelas con sustrato, pero que no queden con demasiada profundidad.
  5. Coloca la maceta en un lugar tranquilo y donde reciba directamente la luz solar.
  6. En unos 2 o 3 meses tendrás la planta creciendo y desarrollándose. ¡Disfruta el proceso!
¡Te Recomendamos!