Saltar al contenido
Frutas y Verduras

Ciruela

septiembre 1, 2018
ciruela

La ciruela es la fruta del árbol llamado ciruelo, es jugosa y de sabor agridulce muy delicioso.

Además, es un fruto redondo y carnoso con una única semilla en su interior alojada en un hueso o endocarpo.

El nombre científico de la ciruela es Prunus domestica (ciruela común), existe una gran variedad de estos frutos en cuanto a formas, tamaños, colores y sabores.

Es rica en Vitaminas A, C y E, aporta solamente 46 calorías, una opción saludable para incorporar a nuestra dieta.

Las variedades traídas a América son originarias de las zonas del Cáucaso (actual Turquía), mientras que las variedades orientales surgieron en China.

En la actualidad se han distribuido por todo el mundo, siendo los mayores productores Argentina, Estados Unidos, Chile, China y España.

Árbol de Ciruela

ciruelo arbol

El ciruelo es un árbol que pertenece a la familia de las rosáceas y al subgénero Prunus, como el almendro, el melocotón y la cereza.

Es característico de climas templados, mide entre 5 y 6 metros de altura, aunque se han encontrado algunos árboles que llegan a medir hasta10 metros.

Su tronco puede ser tanto liso o agrietado, posee un color verde azulado brillante.

Sus ramas son rectas, pueden presentar espinas largas y puntiagudas en algunas especies.

Las hojas de este árbol tienen forma elíptica, ligeramente pilosas y con bordes aserrados.

Posee flores blancas, con yemas, abundantes estambres, ásperas al tacto y aparecen aisladas.

Su fruto es una drupa de forma redondeada de diferentes colores según la variedad: amarillo, violáceo, rojo, blancas, verdes

Tiene estructura en forma de corazón atravesada por un surco que prácticamente la divide en dos.

Cada uno de estos mide unos 7 centímetros y pesa hasta 65 gramos.

La parte carnosa del fruto es jugoso y de consistencia firme. Su cáscara es de textura cerosa.

En su interior se encuentra un hueso áspero y leñoso que aloja la semilla que no es comestible.

Su sabor y aroma, así como el color del fruto, están en dependencia de la variedad, pero casi siempre las ciruelas amarillas son las más jugosas y ácidas.

Mientras que las verdes son amargas; las rojas son las dulces y las violáceas tienen sabor más fuerte, por ello se cocinan para hacer postres.

Para su cultivo se requiere suelos profundos y con cierta humedad. En China florecen en invierno, mientras que en Japón lo hacen en primavera.

Son los árboles frutales que más fácil se cultivan ya que pueden resistir hasta las fuertes heladas.

Resiste terrenos bien húmedos y no necesitan mucha profundidad como otros árboles frutales, debido al sistema radicular externo que poseen.

Sin embargo, ninguna de sus variedades resiste la sequía y los fuertes vientos.

Tipos de ciruelas

Entre las variedades de las ciruelas encontramos dos grupos principales:

Las europeas (prunus domestica)

Prunus domestica

Son las más comunes y contienen menos agua y más sólidos solubles, muy útiles para desecar pues esto facilita la deshidratación. Suelen ser de color verde claro o morado.

Por su floración este tipo de ciruelas se adapta bien a las zonas de clima más continental y no requieren de muchos cuidados.

Dentro de este grupo encontramos las variedades: Claudias, Stanley, President, Giant y Ana Apath.

Reina Claudia Verde es una Ciruela europea, redondeada, de tamaño mediano y color verde.

Su pulpa es fina y muy jugosa, su hueso se desprende con facilidad por lo que es especial como fruta de mesa, compotas, mermeladas y conservas.

Maduran entre agosto y septiembre. Es común su cultivo en Francia, Inglaterra, Bélgica y España.

La Reina Claudia de Oullinses también europea de fruto grande y color verde claro.

Tiene una masa muy jugosa de color pálido, que se desprende sin dificultad del hueso y sabor ligeramente azucarado.

Comienza su maduración en la segunda quincena de julio y hasta el mes de agosto. Es una de las variedades más consumidas en el mundo.

Las japonesas (prunus salicina)

Prunus salicina

Son las más jugosas y se usan para consumirlas frescas. Las podemos encontrar de color rojizo y negra, aunque hay algunas variedades de color amarillo claro.

Por su época de floración son características de climas cálidos, aunque se han hecho injertos con otras variedades en países fríos.

Ejemplos de este tipo de ciruela tenemos: Red Beauty, Golden Japan, Menthey, Formosa, Santa Rosa, entre otras.

La Red Beauty es una variedad japonesa, con fruto redondeado, de color rojo bien oscuro, en dependencia del grado de madurez.

Su masa es amarilla y con buen sabor, maduran entre los días finales de mayo y principio de junio.

Son de textura dura por lo que pueden ser manipuladas y transportadas fácilmente, por lo que es la más utilizada para la exportación.

Santa Rosa es una ciruela japonesa de gran tamaño, redondeada y en forma de corazón.

Tiene color rojo intenso, su masa es de color amarillo ámbar y carmín claro. Es muy jugosa, dulce y de consistencia blanda.

Su sabor es semejante a la fresa, se puede recolectar en los meses de diciembre a febrero en algunos países productores, sin embargo en España es en julio. Aunque es de origen americano se cultiva en Francia, España e Italia.

La Golden Japan es una variedad japonesa de color amarillo claro pajizo, fruto redondeado y grueso.

Tiene masa jugosa y agradable sabor, su piel es muy resistente por lo que es de fácil transportación.

Su maduración ocurre entre enero – mayo y de junio a agosto. Es común en Sudáfrica, Francia e Italia.

Por otra parte, Angelino es un Ciruelo japonés de fruto grande y color rojo intenso.

Su sabor es bastante dulce y su masa de color amarilla, se conserva fácilmente, su maduración ocurre en el mes de septiembre.

Black Amber, variedad japonesa de tamaño un poco más grande, redondeada ligeramente achatada y de color negro.

Sin embargo, su pulpa es de color ámbar que se adhiere bien al hueso y tiene buen sabor.

Es de fácil manipulación para su transportación, se madura en la última semana de junio.

Otras variedades

Existen otros tipos de ciruelas teniendo en cuenta sus colores y la región de su origen, por lo que se clasifican en:

Ciruelas Amarillas

ciruelas amarillas

La ciruela amarilla es el fruto del árbol conocido como Hobo, Jobo o Yuplon. Este árbol es una especie de la familia Anacardiaceae.

Es originaria del continente americano y la India Occidental y su cultivo es escaso.

La fruta es grande, con cáscara lisa. Su pulpa es fina y jugosa. Puede consumirse tanto como fruta fresca como en zumos, mermeladas y gelatinas.

En 100 gramos de ciruela amarilla hay 57 Kcal. El contenido graso de las semillas es de 31,5%.

Esta fruta, además de ser un alimento altamente saludable por su alto contenido en vitaminas C y K así como potasio y otros minerales, tiene efecto beneficioso para la salud ya que evita el cáncer y el Alzheimer.

Su alto contenido de fibra permite mejorar el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento.

Sus propiedades la convierten en una fruta eficaz en las dietas de adelgazamiento o de mantenimiento.

Se recomienda consumirla diariamente, durante el desayuno o como postre.

Ciruelas rojas o moradas

ciruelas rojas

Su color varía entre rojo claro y oscuro, la forma del fruto es oblonga o redondeada y su sabor es agridulce.

Aportan 50 Kcal cada100 gramos. Se producen fundamentalmente en Francia, Italia, Chile, España y Sudáfrica.

Ciruelas negras

ciruelas negras

Frutos de color oscuro con tonos azulados, pulpa dulce y carnosa. Proceden de las islas japonesas.

Son de fácil reproducción, pues se adaptan sin problemas en climas fríos y en suelos húmedos.

Esta fruta se consume tanto cruda como en forma de pasas (fruta deshidratada).

Es utilizada en la elaboración de mermeladas, jarabes y licores; así como en la repostería en los rellenos de pasteles y otros dulces.

También se usa como acompañamiento en forma de salsa para algunos platos de carne.

Ente las variedades de este fruto encontramos: Red beauty, Arandana, Santa Rosa y Larry Ann, entre otros.

Ciruela Española

Esta variedad de ciruela tiene su origen en América del Norte, son frutos pequeños, redondeados, con cáscara de color rojo.

Ciruela China

Proviene de la región sur de China, aunque algunas literaturas sugieren que también tienen su origen en Vietnam del Norte.

Tiene un sabor dulce, se consume de varias formas, ya sea fresca, deshidratada o empacada en frascos de cristal y latas.

Ciruela Pasa

ciruelas pasas

La ciruela pasa es una ciruela deshidratada, que se obtiene a partir de una de las variedades de ciruelas europeas (Dángen).

Se somete al proceso de desecación y por ser rica en azúcares, se comercializa sin adicionarle azúcar refinada.

Propiedades de la ciruela

Esta fruta está compuesta por un 83% de agua, abundantes hidratos de carbono (entre ellos el sorbitol, de poder laxante), un 2% de fibra, así como escaso contenido de grasas y proteínas.

El sorbitol es un tipo de azúcar alcohólico con sabor dulce. A este compuesto orgánico se le atribuye las propiedades laxantes de este fruto.

Su contenido de vitaminas es escaso, aunque predomina la provitamina A (abundan en las de color oscuro), la vitamina E (importante para la fertilidad y la estabilidad de las células de la sangre) y la Vitamina C, que le brindan acción antioxidante.

Entre los minerales que encontramos en esta fruta se destacan el potasio, calcio, magnesio, hierro y fósforo.

El potasio es un mineral de mucha importancia para el funcionamiento del sistema nervioso.

También es fundamental en los procesos de ósmosis de las células, originando un equilibrio entre ellas y los fluidos extracelulares.

Por esta propiedad es capaz de eliminar el exceso de líquido existente en el cuerpo.

Es por esto que su composición nutricional le confiere a esta fruta propiedades energética, refrescante, laxante, alcalinizante, depurativo, expectorante, antitusivas, tonificante y fortalecedor del sistema nervioso.

Beneficios de las ciruelas

beneficios ciruela

Se utiliza como laxante suave o inmediato, según la cantidad que se ingiere debido a su contenido de fibra (peptina, fructosa y azufre), al sorbitol y a derivados de la hifroxifenilxantina, que estimulan la actividad de los músculos del colon, mejorando el tránsito intestinal.

La cantidad de fibra provoca el aumento del volumen de materias en el intestino grueso, aumenta el peristaltismo intestinal originando una defecación abundante.

Acción antioxidante

La vitamina C y E, así como los antocianos (pigmentos que pertenecen al grupo de los flavonoides y le brindan su color característico), actúan sobre los llamados radicales libres que dañan las arterias, las neuronas y el ADN del núcleo celular, bloqueando su efecto dañino sobre el organismo.

Evitan las enfermedades cardiovasculares

Su poder antioxidante bloquea los radicales libres que modifican el llamado colesterol malo, el cuál desempeña un papel importante en el desarrollo de la ateroesclerosis, lo que trae consigo la aparición de enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares.

Previene la anemia y calma la tos

Evita la anemia debido a su alto concentración de hierro puede prevenir o ayudar a curar la anemia.

Su poder depurativo y expectorante nos ayuda a movilizar las secreciones almacenadas en los pulmones por lo que son muy utilizadas en las bronquitis.

Disminuye la retención de líquidos

El potasio ayuda a eliminar los líquidos corporales, evitando la retención de líquido en el organismo.

Este efecto diurético es muy importante para enfermedades renales (excepto en la litiasis renal, por su alto contenido de ácido oxálico) y la gota.

Su contenido de fibras y su valor energético, hacen de esta fruta un alimento utilizado en dietas de adelgazamiento.

Las fibras retienen el agua, por lo que se hinchan en el estómago, formando un gel que reduce la velocidad de vaciamiento gástrico y la velocidad de absorción de los hidratos de carbono y brinda sensación de saciedad.

Los hidratos de carbono que contiene esta fruta brindan energía que es muy eficiente para los atletas y estudiantes para obtener mayor rendimiento.

Mejora el estado de la piel, el cabello, las mucosas y la vista por la provitamina A o beta caroteno presente en esta fruta, que se convierte en vitamina A al ingerirla.

Esta vitamina es esencial en el mantenimiento y conservación de estas partes del cuerpo y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Esta fruta también ayuda a regular el ácido úrico de la sangre gracias a su contenido de potasio, agua y ácido málico.

Depura y tonifica el organismo

Sus propiedades laxantes y diuréticas, la convierten en una fruta depurativa por lo que se recomienda beber zumo de ciruelas 2 veces al día (antes de cada comida).

¿Cómo comer las ciruelas?

comer ciruelas

Podemos ingerirlas tanto la fruta fresca, como seca y hasta cocinadas. Cuando están maduras su sabor y aroma característico nos inspira a comerlas como fruta fresca, en postres o mermeladas. Además se pueden utilizar para la elaboración de vinos y licores.

Hojas de ciruela

Aunque los mayores beneficios se le atribuyen al fruto, las hojas de ciruela también son muy utilizadas teniendo en cuenta sus propiedades:

  • Controlan la diabetes: Las hojas secas se hierven y se toma el extracto de ellas para lograr este fin.
  • Antinflamatorias para las encías: Se usaban en la antigüedad para desinflamar las encías, hirviendo las hojas.
  • Tonifica la piel: Se usa en forma de compresa tonificando la piel y en otras afecciones de la misma.
  • Alivian la leucorrea: Se mastican para mejorar la leucorrea y otros excesos de secreciones de los órganos genitales.
  • Función antipirética: Se utiliza en forma de infusión, bajando la fiebre.

Infusión de las hojas de ciruela

Se ponen a hervir la medida de 1 taza de agua, luego se añaden 2 o 3 hojas de ciruela y que hiervan unos cinco minutos.

Se deja reposar y posteriormente se cuela, adiciona miel al gusto.

Corteza de ciruela

La corteza también es utilizada para tratar los siguientes padecimientos:

  • Calmar la tos: Se muele para tratar esta afección.
  • Aliviar las úlceras: Se aplica en forma tópica la corteza de ciruela seca, para aliviar las úlceras y curarlas.
  • Evitar afecciones renales: Protege de las infecciones de riñón y vejiga, para ello se elabora un té con la corteza.

Cultivo de Ciruela

cultivo de la ciruela

Para su plantación es necesario tener en cuenta algunos requerimientos para que se produzca adecuadamente.

Antes que nada, el clima debe ser templado, esto no quiere decir que no podamos cosechar ciruelas en otros climas.

Pues solo se debe proteger contra las heladas tardías, pues es el primer árbol que va a florecer en nuestro jardín al inicio de la primavera, y una helada para esta fecha podría ser fatal para los botones florales. Además las bajas temperaturas pueden escarchar los frutos.

Puedes plantar una semilla y esperar a que germine o simplemente plantar una postura.

Es recomendable plantar más de dos árboles para que ocurra la polinización entre ellos.

Preparación del suelo

El suelo debe ser arcilloso, fresco y sin humedad excesiva. Puede ser incluso hasta poco profundo, pues sus raíces son superficiales y puede tolerarlo.

Es por esto que la planta de ciruela es de fácil cultivo y rústico, ya que no necesita cuidados especiales para que se reproduzca.

Riego

Riega la planta en dependencia de las necesidades. En verano y en períodos de seca debe regarse con más frecuencia.

De 1 o 2 veces por semana, siempre teniendo en cuenta que el suelo no debe secarse al punto de endurecerse o agrietarse ni encharcarse demasiado.

Poda

La poda del árbol debe hacerse en primavera (árbol joven) y en verano (árbol maduro).

Es vital este procedimiento ya que asegura la calidad de su floración y fructificación, así como la supervivencia de la planta.

Requiere una fertilización media, aunque deberá abonarse según los requerimientos del suelo.

Si es pobre en nutrientes deberá apoyarse de la fertilización sobre todo en la etapa de floración y fructificación.

No son comunes las plagas en ellos, pero sí se deben proteger de roedores que pueden lesionar sus raíces profundas.

Eventualmente pueden aparecer pulgones en las hojas, polillas en la ciruela y cancros bacterianos.

Es aconsejable consultar con un especialista para que nos oriente sobre el método más eficaz para combatir cada una según la variedad del ciruelo.

Puedes disfrutar de la planta de ciruela durante muchos años, ya que su supervivencia se extiende durante unos 50 años.

Te Recomendamos:

Ciruela
5 (100%) 1 vote